Acoso escolar e institucional extremeño

Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 30 de octubre de 2012

Los 11 casos más dramáticos de bullying en el cine (III)

 

Desde acosos verbales hasta agresiones físicas en público, esta lista refleja el bullying de la manera más cruda en las películas

Por Luis Miguel Cruz

Según el sitio Violence Prevention Works, el bullying se define como "un comportamiento agresivo intencional que involucra un desequilibrio de poder. Constantemente se repite a través del tiempo". Aunque el bullying puede desarrollarse en cualquier entorno –desde familiar hasta laboral–, generalmente se le asocia con el acoso escolar, problema que ha incrementado considerablemente en diversos países del mundo durante los últimos años.

Lista de los 11 casos de bullying más dramáticos en el cine.

 

Después de Lucía (Dir. Michel Franco, 2012)

El bullying

Tras la muerte de su esposa Lucía, Roberto y su hija Alejandra deciden salir de Puerto Vallarta y mudarse a la Ciudad de México, con la intención de olvidarse de la tragedia y comenzar de nuevo. Lamentablemente la vida de la joven Alejandra empeora luego de que comienza a ser víctima de diversas burlas, que evolucionan hasta convertirse en dolorosos y constantes ataques contra su persona.

Las consecuencias

Aunque no planeamos adelantarles el final de la aclamada cinta mexicana, podemos adelantarles que Alejandra decide ocultar su dolor y vivir en silencio el bullying, con el único objetivo de evitarle mayor sufrimiento a su padre. Sobra decir que esto será un muy grave error...

 

Elefante (Dir. Gus Van Sant, 2003)

El bullying

Alex y Eric son un par de estudiantes marginados que sufren toda clase de burlas y ataques de los jóvenes más populares de su clase. Por si esto no fuera suficiente, las distracciones y el desinterés evita que los maestros tomen acción para terminar con estos maltratos, por lo que ambos jóvenes deciden que la única manera de terminar con todo es haciendo justicia con su propia mano.

Las consecuencias

Alex y Eric ordenan algunas armas por internet y elaboran un plan de ataque con el que planean cobrar venganza de sus compañeros de clase. Vale la pena aclarar que antes de comenzar los asesinatos, la dupla se topa con el noble John y le advierten que no entre a la escuela. Una vez adentro los jóvenes intentan volar parte de las instalaciones y aunque fracasan, toman un par de rifles para dar inicio a una violenta masacre en la cafetería, la cual se extiende lentamente por los pasillos del colegio, afectando alumnos y maestros por igual. Por si esta violencia no fuera suficiente, Alex asesina a Eric para terminar la sangrienta obra de manera individual.

 

Bully (Dir. Larry Clark, 2001)

El bullying

Ali, Lisa, Bobby y Marty son un grupo de “amigos” que sufren de toda clase de maltratos y abusos por parte de Bobby. Esto se debe a que el cruel joven suele martirizar física y violentamente a Marty –lo ha dejado inconsciente en numerosas ocasiones–, mientras que las dos jóvenes son violadas por el cruel muchacho.

Las consecuencias

Cansados y temerosos por el constante maltrato de Bobby –incluso una de las jóvenes teme estar embarazada de él–, Lisa propone que la única manera de terminar con todo esto es asesinar a Bobby. Para lograrlo, el grupo busca la ayuda de los jóvenes Donny, Derek y Heather y de un profesional que pueda ayudarles a culminar su perverso plan. Para mala fortuna de todos, este acto desesperado no termina bien para nadie, pues aunque logran efectuar su plan, todos son descubiertos, encarcelados y sometidos a severas sentencias.

Lo más trágico es que se trata de una película inspirada en una historia real.

 

Bully (Dir. Lee Hirsch, 2011)

El bullying
Tras años de ser víctima del bullying, el director Lee Hirsch decidió realizar un
fuerte documental en donde explora la vida de varios jóvenes que han vivido en carne propia estos acosos, así como las dolorosas consecuencias de estos maltratos. Por si esto fuera poco, el documental también muestra la perspectiva de algunos padres de familia cuyos hijos fueron víctimas de bullying por varios años.

Las consecuencias
Al tratarse de un documental, podemos adelantar que las narraciones están plagadas de dolor y tragedia: Alex y Kelby se muestran temerosos del maltrato de sus compañeros, Ja'Meya terminó encarcelada luego de intentar defenderse violentamente, mientras que los Smalley y los Long recuerdan con dolor el suicidio de sus respectivos hijos, quienes prefirieron terminar con sus vidas antes de continuar sufriendo.

 

http://www.cinepremiere.com.mx/23747-bully-dir.-lee-hirsch-2011.html

lunes, 29 de octubre de 2012

Los 11 casos más dramáticos de bullying en el cine(II)

 

Desde acosos verbales hasta agresiones físicas en público, esta lista refleja el bullying de la manera más cruda en las películas

Por Luis Miguel Cruz

Según el sitio Violence Prevention Works, el bullying se define como "un comportamiento agresivo intencional que involucra un desequilibrio de poder. Constantemente se repite a través del tiempo". Aunque el bullying puede desarrollarse en cualquier entorno –desde familiar hasta laboral–, generalmente se le asocia con el acoso escolar, problema que ha incrementado considerablemente en diversos países del mundo durante los últimos años.

 

Lista de los 11 casos de bullying más dramáticos en el cine.

Déjame entrar (Dir. Thomas Alfredson, 2008)

El bullying

Oskar vive en Estocolmo, es un niño tímido y retraído que es víctima de abusos de niños de mayor edad o tamaño en el colegio. Constantemente lo molestan, lo agreden o lo golpean, y al verse imposibilitado para defenderse imagina que los acuchilla. Sin embargo su soledad termina al poco tiempo, cuando llegan nuevos inquilinos al departamento vecino y entabla amistad con la “niña” que es un tanto fuera de lo común, pues además de no sentir el frío de las nevadas, tiene un gusto significativo por la sangre…

Las consecuencias

Esta amistad parece beneficiarle a Oskar –al menos a corto plazo–, ya que Eli su nueva amiga, se da cuenta que el niño es víctima constante de acoso, de modo que decide ayudarle y darle la venganza que siempre quiso tener. Sin embargo esta ayuda fue una sorpresa para el propio Oskar, quien acude a la piscina del colegio y está a punto de ser asesinado, cuando Eli muy sutilmente hace que sus acosadores no vuelvan a ponerle una mano (o pies, cabeza, dedo…) encima.

 

American Yearbook (Dir. Brian Ging, 2004)

El bullying

Will Nash es un joven americano ordinario, cuyos sueños y aspiraciones pasan a segundo término cuando comienza a ser acosado por un par de jóvenes en su escuela. Por si esto fuera poco, la desesperación de Will aumenta cuando sus sentimientos por Amanda son revelados, aunque el propio joven teme que será incapaz de tener una relación con la joven porque su mejor amiga es novia de uno de los chicos que le agreden constantemente.

Las consecuencias

La vida de Will está destinada a dar un giro dramático cuando conoce a Chance, un joven marginado que también ha sufrido el bullying en numerosas ocasiones. Tras comenzar una distorsionada amistad con el maltrato y la ira como únicos puntos en común, Chance convence a Will de que la única manera de terminar con todo es consiguiendo pistolas y haciendo una masacre similar como la vista en Columbine.

 

All About Lily Chou-Chou (Dir. Shunji Iwai, 2001)

 

El bullying

Shuusuke Hoshino y Yuichi Hasumi son dos amigos que han estado juntos desde la educación básica, sin embargo Hoshino es uno de los mejores estudiantes y por tal razón es continuamente atacado por sus compañeros. Ambos acuden a clases de kendo y deciden ir al campamento realizado por el club, pero es aquí cuando todo cambia para esta dupla: una experiencia cercana a la muerte en el lago hace que Hoshino torne su personalidad pasiva a una totalmente agresiva.

Las consecuencias

Al regresar a la escuela, Hoshino se convierte en el agresor de sus compañeros, les hace ver que ahora será él quien los acosará y arruinará sus vidas. Aunado a su experiencia traumática en el campamento, su familia pierde su situación acomodada y sus padres están próximos a divorciarse, de modo que su frustración y perversión aumenta. Las cosas llegan a tal punto que incluso Hasumi es acosado por el nuevo grupo de seguidores de Hoshino, quienes se dedican a realizar toda clase de crueldades.

 

Klass (Dir. Ilmar Raag, 2007)

 

El Bullying

Un joven llamado Joosep sufre toda clase de maltratos por parte de su grupo en preparatoria: desde severas palizas hasta la humillación de ser desvestido y arrojado al vestidor de mujeres. La situación empeora cuando Kaspar, un compañero de escuela, decide separarse del grupo y proteger –hasta donde le sea posible– a su maltratado compañero. A partir de entonces ambos jóvenes se vuelven víctimas del bullying, al ser calificados de homosexuales en numerosas ocasiones y al ser obligados a practicar sexo oral a punta de un cuchillo.

Las consecuencias

En un acto desesperado por terminar con el sufrimiento, Joosep y Kaspar consiguen un par de pistolas con las que planean vengarse de sus crueles compañeros. Tras realizar una sangrienta masacre –incluyendo el asesinato accidental de una joven–, los compañeros acuerdan suicidarse juntos a la cuenta de tres. Joosep cumple con la promesa y muere tras darse un balazo en la cabeza, pero el destino de Kaspar es incierto.

 

http://www.cinepremiere.com.mx/

domingo, 28 de octubre de 2012

Los 11 casos más dramáticos de bullying en el cine (I)

 

Desde acosos verbales hasta agresiones físicas en público, esta lista refleja el bullying de la manera más cruda en las películas.

 

Los 11 casos más dramáticos de bullying en el cine

Por Luis Miguel Cruz

 

Según el sitio Violence Prevention Works, el bullying se define como "un comportamiento agresivo intencional que involucra un desequilibrio de poder. Constantemente se repite a través del tiempo". Aunque el bullying puede desarrollarse en cualquier entorno –desde familiar hasta laboral–, generalmente se le asocia con el acoso escolar, problema que ha incrementado considerablemente en diversos países del mundo durante los últimos años.

Con su estreno, la película mexicana Después de Lucía se convertirá en un nuevo exponente de esta triste realidad, con una trama que pretende dar a conocer más sobre esta violencia y las maneras de evitarla.

Sin embargo el bullying es un tema que ha estado presente en numerosas películas en los últimos años, por lo que hemos decidido recordarles algunas de las más importantes en esta lista de los 11 casos de bullying más dramáticos en el cine.

Donnie Darko (Dir. Richard Kelly, 2001)

Por Luis Miguel Cruz

 

El bullying

Aunque se trata de un personaje secundario –y para muchos intrascendente–, Cherita Chen ha llamado la atención de numerosos aficionados de Donnie Darko por su presencia en algunos de los momentos más memorables del filme. Aunque su importancia sigue siendo discutida entre el público, nos limitaremos a decir que Chen es una joven marginada que diariamente debe enfrentar los insultos de sus compañeros, quienes su burlan de su personalidad, su origen asiático y su forma de ser: “Go back to China bitch”.

Las consecuencias
El propio Richard Kelly ha explicado que Cherita Chen comenzó a utilizar orejeras en la escuela en un intento desesperado por omitir completamente todos los insultos hacia su persona. Aunque evidentemente se trata de un recurso sumamente triste, al menos la joven tuvo la oportunidad de vivir un breve acercamiento con Donnie Darko, quien utilizó sus orejeras en señal de apoyo y aprecio.

 

Carrie (Dir. Brian De Palma, 1976)

Por Luis Miguel Cruz

 

El bullying

Carrie es una adolescente que vive acosada por sus compañeras en la escuela, pues además de ser retraída carga con el estigma de su madre, quien es una fanática religiosa que intenta alejarla de cualquier pecado. Debido a ese fanatismo, Carrie desconoce muchas cosas –la menstruación es un claro ejemplo– y esto provoca el aumento del acoso escolar. Día tras día, trata de evadir este tipo de situaciones pasando lo más desapercibida posible, sin embargo hay gente que se empeña en hacerla sufrir.

En un intento por reflejar las nuevas formas de acoso, la nueva adaptación de Carrie también recurrirá al bullying cibernético, lo cual seguramente aumentará el coraje de la joven al final de la historia.

Las consecuencias
Con el continuo maltrato sufrido en la escuela y en su hogar, Carrie acumula coraje y resentimiento, lo que provoca que toda esa energía al sentirse frustrada o impotente la canalice a una fuerte telequinesis. Sin embargo todo parece cambiar cuando es invitada al baile de graduación, pues Carrie se siente feliz por vez primera al ser aceptada y disfrutar de otro tipo de actividades. Tristemente todo ello se ve empañado cuando compañeros de su escuela arruinan todo con una broma pesada, liberando su cúmulo de frustraciones y provocado una sangrienta carnicería.

 

Ben X (Dir. Nic Balthazar, 2007)

Por Luis Miguel Cruz

El bullying

Ben es un joven con síndrome de Asperger –una forma de autismo– que sufre bullying por parte de sus compañeros de clase, como consecuencia de su introvertida personalidad y sus singulares intereses. Debido a ello, Ben sólo se siente feliz en un juego de rol online, en el que da vida al valeroso ArchLord y donde tiene una agradable amistad con Scarlite.

Sin embargo la vida de Ben se hunde aún más cuando sus compañeros de clase lo suben a una mesa, bajan sus pantalones y graban todo en sus celulares. Por si esto no fuera suficiente, los videos con el incidente son subidos en internet, provocando una profunda crisis en el joven afectado.

Las consecuencias

Harto de las burlas, Ben decide que la única manera de terminar con todo es suicidándose. Afortunadamente el joven es detenido por Starlite, quien lo convence de actuar valientemente –como haría ArchLord– y buscar una manera de cobrar venganza.

Debido a ello, el joven opta por hablar con sus padres para fingir un suicidio y revelar la identidad de sus agresores, situación que determinante para vivir una vida tranquila en el futuro.

Fuente:

http://www.cinepremiere.com.mx/23736-los-11-casos-mas-dramaticos-de-bullying-en-el-cine.html

sábado, 27 de octubre de 2012

Víctimas de bullying son propensas al suicidio, advierten

 

El miedo, el rechazo al centro educativo, pérdida de confianza en uno mismo y en los demás y el descenso de la autoestima son algunos signos que podrían revelar que un niño sufre de bullying. Foto: Gentileza

El miedo, el rechazo al centro educativo, pérdida de confianza en uno mismo y en los demás y el descenso de la autoestima son algunos signos que podrían revelar que un niño sufre de bullying.

Algunos escolares víctimas de bullying toman la decisión de suicidarse debido a la violencia a la que son sometidos en sus colegios, afirmó Eva Caballero, especialista en terapia familiar sistémica del Hospital de la Solidaridad de San Martín de Porres, quien además calificó a este problema como una “bomba de tiempo”.

“Lamentablemente algunos escolares víctimas de bulliyng deciden quitarse la vida a causa de la existencia de conductas de hostigamiento y violencia en la escuela, comportamientos de desprecio, ridiculización, intimidación, amenaza, exclusión, robos, extorsiones, chantajes y deterioro de pertenencias. Es una bomba de tiempo que de un momento a otro explota”, precisó.

Comentó que se han identificado diversos tipos de bullying como el happy slapping (cachetada feliz, vía celular), ciberbullyng (a través de la red), física, verbal, social, homofóbico y sexual.

La especialista aconsejó a los padres estar atentos si sus hijos presentan síntomas como el miedo y rechazo al centro educativo, pérdida de confianza en sí mismo y en los demás, problemas de rendimiento académico, niveles altos y continuos de ansiedad, y descenso de autoestima y cuadros depresivos que pueden desencadenar en suicidio.

A su turno, Elena Tangüis De La Torre, psicóloga y terapeuta cognitiva-conductual del Hospital de la Solidaridad de Magdalena, declaró que los suicidios son prevenibles si se logra identificar a tiempo las señales que dan los potenciales suicidas se les brindamos la atención adecuada.

De acuerdo a una reciente encuesta realizada por el Ministerio de Salud (Minsa) de este año, el 52.7% de colegiales ha pensado en suicidarse. De esta cifra, el 20% consideró seriamente la posibilidad de auto eliminarse, el 15.3% hizo un plan de cómo quitarse la vida, y lo más grave es que el 17.4% intentó tomar la fatal determinación, indicó la especialista.

 

Fuente

http://noticias.terra.com.pe/

martes, 23 de octubre de 2012

El acoso se instala en las aulas

 

Nuria Pereira.

Nuria Pereira.

"En todas las clases hay un niño que sufre acoso escolar, que es ridiculizado o apartado, aunque no llegue a darse un caso extremo", asegura la criminóloga y experta en 'bullying' Nuria Pereira, quien aboga por establecer protocolos de emergencia en los centros escolares para intervenir ante los primeros indicios y evitar que el problema se agrave. "Es obligación de los estados articular herramientas para solventar estas situaciones, con la creación de nuevos perfiles profesionales en la escuela, como el mediador", destaca

 

ÁGATHA DE SANTOS

En todas las clases hay un caso de acoso escolar. Así de rotunda se muestra Nuria Pereira, directora del Instituto Europeo Campus Stellae, centro especializado en la formación en el tratamiento de la violencia, sobre la incidencia del bullying, un problema que para esta especialista en Medicina Legal y Criminología por la Universidad de Santiago de Compostela (USC) no es más que el reflejo de la violencia que hay en la sociedad. "En todas las clases hay un niño o una niña que sufre acoso, que es ridiculizado o apartado, aunque no llegue a darse un caso extremo", afirma.

Para acabar con el acoso, la especialista aboga por establecer un protocolo de emergencia en los centros educativos que marque los códigos de conducta. "Los centros no disponen de las herramientas necesarias para tratar el acoso escolar. A los profesores no se les ha formado para detectar y tratar este tipo de problema. Los centros necesitan un departamento donde se fomente el diálogo y el trabajo en equipo, y que marque esas pautas de conducta. Hay que actuar desde el inicio del problema, mucho antes de que se agrave", explica la especialista, que advierte de que en caso de no reeducar al acosador, este perpetuará este papel en la edad adulta. "No en todos los casos es suficiente con una sanción. Si no se actúa, ese acosador escolar será un futuro maltratador y un futuro acosador laboral", sentencia.

Ante la gravedad del problema añade: "Es obligación de los estados articular herramientas para solventar estas situaciones, con la creación de nuevos perfiles profesionales en la escuela, como el del experto en comunicación y mediación".

Pereira asegura que el acoso escolar es un "delito de grupo" y que quienes lo consienten son cómplices. "El acoso es un delito de grupo. Primero está el agresor o agresora; después el ayudante pasivo, que no actúa pero le refuerza con su presencia, y en tercer lugar el grupo de animadores, que con su gesto o verbalmente respalda al agresor. Después está la víctima; sus defensores, que muchas veces lo comentan pero no hacen nada, y el que sí la defiende. Si el acoso se da es porque todo un grupo colabora, de una u otra forma", manifiesta.

Pereira anima a romper el círculo vicioso del acoso y a denunciarlo: "No podemos mirar hacia otro lado". Reconoce, sin embargo, que a veces es el miedo el que frena la denuncia. "Hay que garantizar la privacidad. Y para ello se necesita un protocolo de actuación, y medios como un teléfono y un correo electrónico anónimos". En su opinión, la asociación de padres es vital en la creación de este plan de emergencia contra el acoso escolar, que recuerda, responde a una actitud negativa ante la diferencia, algo sobre lo que también es importante incidir.

Fuente:

http://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2012/10/23/acoso-instala-aulas/657699.html

lunes, 22 de octubre de 2012

Síndrome de negación institucional hacia los casos de bullying o acoso escolar

 

Manuel Rodríguez G. 

Una vez más el Sistema Educativo niega posibles casos de acoso escolar. Una vez más se inician por la presión mediática los supuestos protocolos contra este terrorismo escolar. Protocolos tardíos y nada convincentes, me temo. La mayor preocupación, una vez más del sistema educativo, sin duda alguna no es atender a la víctima, protegerlo y garantizar su derecho a una educación sin trabas y motivante, sin extorsiones de ninguna clase. La mayor preocupación es, ante todo, intentar trasladar esas agresiones y hostigamientos fuera del recinto escolar, como si el mal tuviese límites, como si una vez que ha sido disfrazado y sobre todo delimitado aunque sean unos metros escasos ese lugar de teórico aprendizaje, desarrollo y educación de los infantes, quedase inmaculado. Triste y vergonzosa visión de unos templos de mercenaria institución, donde todo parece valer con tal de que ninguna mácula empañe al “sacrosanto y virginal” sistema educativo.

En realidad quienes hemos padecido de esta lacra socio-educativa debemos de sufrir un posible síndrome virulento de paranoia convulsiva pues parece ser; y atendiendo a inspectores, Delegados de Gobierno de Educación, Consejeros/as y demás altos cargos y otras hierbas institucionales, el acoso escolar o bullying no existe y si se produce algún caso siempre y que eso quede claro, siempre se producirán fuera de las instituciones escolares.

Ver para creer! Triste

 

Según la Junta de Andalucía

"no hay constancia" del acoso de la menor de Ayamonte (Huelva) "dentro del centro escolar"

 

El delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal.

(EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha asegurado este viernes que "no hay constancia" de que el acoso que ha denunciado una menor en Ayamonte (Huelva) y que ha derivado en la detención de otras dos se llevara a cabo "dentro del centro escolar", según han precisado a Europa Press desde la Administración autonómica.

En esta misma línea, en rueda de prensa, el delegado de la Junta en Huelva, José Fiscal, ha apuntado que se trata de "un asunto que se ha comunicado a la Policía Nacional de Ayamonte" para que se determinen las responsabilidades pertinentes.

Asimsimo, ha precisado que el delegado territorial de Educación, Cultura y Deporte, Vicente Zarza, ha iniciado los contactos precisos para contar con un informe al respecto.

No obstante, Fiscal ha subrayado que "todo apunta a un caso de acoso desagradable" que estudiarán "con detenimiento", pero "a priori se inscribe más en el ámbito de la seguridad" que en el educativo.

Hay que recordar que dos menores se encuentran en este momento en libertad bajo custodia de sus respectivos tutores legales después de que fuesen detenidas por la Guardia Civil de Ayamonte (Huelva) por presuntas vejaciones y malos tratos psíquicos a una compañera durante cuatro años "dentro y fuera" del horario escolar, según confirmaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado. Estas mismas fuentes apuntaron que la menor que ha denunciado los malos tratos debido a esta situación "tuvo que cambiar de centro de estudios".

Fuente:

http://www.europapress.es/

domingo, 21 de octubre de 2012

Acoso sin pausa

 

imageNuevas formas de un viejo fenómeno

Expertos, psicólogos y policías alertan del daño que causan esas agresiones

El acceso a móviles con internet expone a los niños al 'cyberbullying' las 24 horas

 

ANTONIO BAQUERO

Durante décadas, el escenario del acoso escolar fueron las aulas. La llegada de internet provocó que la exposición de la víctima a esas agresiones y humillaciones se extendiese a los hogares, en concreto, en el momento en que esta se colocaba ante el ordenador. Ahora, con el acceso de muchos menores a teléfonos móviles con internet, los conocidos como smartphones, ese acoso ya no conoce límite de tiempo ni lugar. Las víctimas lo son a todas horas, con lo que, tal y como coinciden expertos, psicólogos y Mossos d'Esquadra, su sufrimiento se dispara y genera situaciones desesperadas, como la vivida por la joven canadiense Amanda Todd, cuyo suicidio tras sufrir acoso sexual y escolar ha generado una conmoción mundial.

Miguel Comín, director de Alia2, una fundación dedicada a la lucha por un internet seguro para los menores, alerta de cómo «ahora la víctima de acoso escolar ya no tiene descanso». Antes, ese acoso terminaba cuando acababan las clases. Ahora, según Comín, no es así: «A muchos adolescentes e incluso a algunos chicos de 11 y 12 años sus padres les han regalado teléfonos con tarifa plana de internet, con lo que ahora están conectados todo el día y, precisamente por eso, pueden estar todo el día siendo atacados».

MÚLTIPLES VÍAS DE ACCESO / Comín alerta de la enorme variedad de plataformas por las que actualmente los niños tienen acceso a internet. «Los padres creen que los niños se conectan con el ordenador, cuando ahora se conectan con el teléfono, con las videoconsolas, con las tabletas, etcétera», dice el presidente de la fundación Alia2, que pide a los padres «sentido común, pues no es muy lógico que haya niños de 11 años que tengan teléfonos con tarifa plana».

Los psicólogos se esfuerzan por alertar de que, aunque muchos piensen lo contrario, el ciberacoso puede ser más dañino que el acoso en persona. «La víctima es bombardeada a todas horas. Sufre en el aula, sufre en el camino a casa, sufre en su habitación. Es un acoso constante», explica Verónica Martínez Quesada, psicóloga infantil del Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP) de Barcelona, que añade como, en muchos casos, «en la víctima se genera una gran dependencia del smartphone. Al final es ella misma la que no logra desconectar, pues se pasa todo el día preocupada, vigilando el móvil a ver si le han vuelto a

insultar».

Esta psicóloga explica cómo ese ciberacoso «suele producirse en paralelo al acoso en vivo en la escuela» y reconoce que los estudios psicológicos aún deben avanzar mucho en el conocimiento de un fenómeno nuevo que cambia constantemente. Por los casos que ha atendido, Martínez detalla los trastornos que sufren las víctimas: «La tristeza y la angustia que sienten al principio pueden degenerar en depresiones, trastornos de ansiedad, fobia escolar, trastornos alimentarios y, a veces, en suicidio».

Muchos chicos ven ahora que ya no hay límite espacial en las agresiones verbales y las humillaciones. Así, por ejemplo, si los agresores empujan y tiran al suelo a la víctima en el patio de la escuela, actualmente suelen grabar esa agresión para luego colgarla en la red. «La audiencia de esa humillación pasa a ser el mundo entero. Además, como va a quedar ahí colgada, no es algo que pase y punto, sino que se cronifica en el tiempo», señala el subinspector Ferran Resina, jefe de la Unidad Central de Proximidad y Atención al Ciudadano de la policía de la Generalitat, que coordina las charlas que los Mossos dan en las escuelas.

CONTROL IMPOSIBLE / Resina reconoce que los móviles con internet están transformando el fenómeno del acoso escolar. Tanto, que los Mossos d'Esquadra están preparando una charla para menores centrada en exclusiva en el peligro existente en el uso de los smartphones y en el acoso a través de estas plataformas. «Si antes se aconsejaba a los padres controlar a sus hijos mientras navegaban en el ordenador, ahora ese control es imposible, pues el chico puede conectarse a todas horas», explica.

Ante eso, a los Mossos solo les queda trabajar la responsabilidad de los menores. «Intentamos hacerles entender la magnitud que tiene colgar algo en internet. Nos damos cuenta de que, en ocasiones, ni el propio agresor es consciente de la repercusión que sus actos adquieren en la red», concluye Resina

Fuente:

http://www.elperiodico.com/es/

viernes, 19 de octubre de 2012

Bullying: caída de lo simbólico

 

imageLas cifras de acoso escolar muestran que los excesos están ganando la batalla al orden

Etty Kaufmann Kappari

Carolina vive en León XIII, a menos de 4 kilómetros de la UCR. Ella sufrió de acoso por parte de sus compañeras, quienes la agredían a diario. Se salió del colegio por temor a ser atacada ante las amenazas que le proferían. Su dolor, la impotencia y el destino truncado permanecen en el silencio.

“Libre, libre. Mis ojos seguirán aunque paren mis pies”, fueron las últimas palabras de Jokin, un niño español que se suicidó en el 2004 tirándose en bicicleta a un acantilado luego de haber padecido de acoso físico y psicológico por parte de compañeros y profesores de su colegio, ¡durante dos años! Jokin y Carolina no padecieron solo del acoso de sus compañeros en el colegio. También sufrieron de una clara negligencia social: la mala praxis de un sistema que, a pesar de conocer los excesos que se cometen, no produce acciones pertinentes para detener estas violencias. Ambos denunciaron el acoso que sufrían; sin embargo, ¿qué se hizo?

Otra escena en un colegio de nuestra ciudad: hora de recreo. No se ve a los docentes por ningún lado. Se cierran las puertas del gimnasio y de las aulas. Quedan los pasillos. Algunos jóvenes toman uno de los corredores y rodean a los jóvenes que se acercan. Les cobran “peaje” y los amenazan para evitar que los denuncien. En la administración del colegio, todos “saben” lo que pasa. Todos callan.

Hoy en día, las cifras de acoso escolar que registran estudios en otros países muestran que los excesos están ganando la batalla al orden. En Finlandia, una investigación con estudiantes de secundaria propone que el 47,8% de los hombres y el 36% de las mujeres sufrieron abusos por parte de sus compañeros/as frecuentemente.

Otro estudio, realizado en Perú (Devida, 2009) anota que un 40% de los estudiantes han sufrido de “bullying”.

Ambas investigaciones proponen efectos nefastos para quienes son acosados: un alto porcentaje de ellos buscan como alternativas de “solución” la droga y el suicidio. Pero, más llamativo aún, los “acosadores”, se ven afectados si no son atendidos luego de cometer su agresión, pues “corren alto riesgo de padecer trastornos psiquiátricos en la edad adulta”, (Brunstein, 2009).

El bullying, término creado en 1970 por Dan Olweus, expresa el acoso que se da de un sujeto o un grupo hacia una persona, en el marco escolar. Pero el acoso no es lo novedoso. Lo nuevo es que “no hay cabeza”, dicen los docentes, “se ha perdido el rumbo”. Los marcos referenciales, la autoridad y el orden no tienen un lugar claro. A pesar de existir reglamentos que contemplan sanciones para ciertas acciones ilícitas, no hay sostén en los acuerdos. Abundan las omisiones, reina la fragmentación que imposibilita el sostén de la ley: el orden simbólico ha caído produciéndose un terreno fértil para las violencias.

El bullying, una forma de relacionarse con otros, sin límites, no es un problema individual, que afecta a unos pocos, como queda claro en los porcentajes expuestos. Es evidencia radical de un problema social que se inserta en un desorden simbólico grave, donde la falta de bordes, de límites, desprotege a los menores de edad mostrando que lo arbitrario o hasta lo ilícito, es la regla. Urge la reflexión, la construcción de formas efectivas para retomar encuadres que salvaguarden los derechos de todoslos/las jóvenes: tanto de los que son agredidos como de los que agreden.

Ya lo dijo Benedetti: “La juventud aguarda un gesto, una rendija de esperanza. Aunque se aturda, aunque recurra a mil variantes de la violencia, la juventud espera ser atendida y ayudada a sobrevivir”. Eso nos toca a todos.

Etty Kaufmann Kappari. Psicoanalista – Consultora en Juventud y Prevención de Violencia

Fuente:

http://www.nacion.com/

jueves, 18 de octubre de 2012

Los significados del acoso escolar

 

EL ACOSADOR UTILIZA SU FUERZA COMO MECANISMO DE DEFENSA

Consecuencias. Los efectos de este hostigamiento pueden perdurar toda la vida

Hismaldy Santos

El acoso escolar o “bullying” no es cuestión de una generación, escuela o colegio. “Es un problema mundial que ha sido observado y analizado en todos los países y sistemas educativos formales”, afirma Allan Beane en “Bullying: aulas libres de acoso” (Grao, 2006).

Supone un deterioro en la convivencia y puede observarse desde los niveles iniciales de escolaridad, expresan Luz Marina Cortázar, psicóloga clínica y terapeuta familiar y de pareja, y Roxana González, psicóloga clínica infatil-juvenil.

A diferencia de otras formas de intimidación, indica Cortázar, se manifiesta entre pares (jóvenes o niños de la misma edad) y conlleva maltrato físico, psicológico, emocional o verbal por parte del acosador.

Para evitar su extensión, se requiere de la intervención oportuna de los tutores, tanto dentro como fuera del ambiente escolar.

Mensajes
Más que apuntar al malo del aula o implantar un código de supervivencia, este fenómeno social envía un mensaje de ayuda por parte de su ejecutor.

“Este niño o joven se vale de la fuerza como mecanismo de defensa, muchas veces, por sentirse inseguro, incomprendido o vulnerable”, explica Cortázar.

Comenta que sus actitudes pueden indicar que tiene dificultades en su hogar. Además, dice: “Su comportamiento muestra un mal manejo, a nivel cognitivo, de la forma de socializar y se debe mayormente a que no se le ha enseñado límites o reglas de convivencia claras”.

Por su parte, Beane aclara que en estos casos la intervención adulta es necesaria, pues estos jóvenes o niños no están preparados para resolver la situación por sí solos. Expresa que no reporta beneficios a ninguno de sus actores y que cada día entorpece más el desarrollo íntegro de las personas.

(+)
¿CÓMO Y DÓNDE SE DESARROLLA?

Allan Beane indica que este hostigamiento es común en zonas escolares en las que la supervisión es escasa o nula, como los patios de recreo, pasillos, comedor o lavabos.

Según el especialista estadounidense, suele alcanzar su máxima intensidad en los últimos cursos de primaria y los primeros de secundaria, y desciende durante los últimos cursos de secundaria.

Sin embargo, indica, sus efectos pueden perdurar toda la vida.

Claves para lidiar con el bullying
Dadas las características del acoso escolar o “bullying”, asumir que este fenómeno es cosa de muchachos y que ellos deben resolverlo es una postura incorrecta y perjudicial. “En esta situación, el reparto de poder está desequilibrado. El ‘bully’ o agresor posee todo o casi todo el poder, mientras que la víctima tiene muy poco o no tiene ninguno”, explica Allan Beane, educador y escritor estadounidense.

De acuerdo con Luz Marina Cortázar, directora ejecutiva del Instituto de la Familia (Idefa), las conductas que resultan de él se hacen crónicas y pueden derivar en actos delictivos, que incluyen violencia de género e intrafamiliar, en el caso del acosador.

El acosado o víctima, por otro lado, puede desarrollar trastornos de depresión, ansiedad, temores y fobias, e incluso suicidarse.

A continuación algunas pautas para evitar estos resultados:

Estrategias
Para la psicóloga clínica infatil-juvenil Roxana González, lo primero es concientizar, informar del “bullying” antes de que ocurra.

“Es importante explicarles a los estudiantes qué es, cómo identificarlo y qué hacer si se está en esa situación”, dice.

Añade que abrir un espacio para platicar sobre este tema es ideal para inspirar confianza y aclarar las inquietudes de los alumnos; más aun si se utilizan recursos, como videos y testimonios reales.

En caso de que ya esté pasando, indica, los padres deben involucrarse, abogar por sus hijos, ir al colegio, solicitar reuniones y trabajar para que esto se termine.

Según Cortázar, el rol de estos es vital. La especialista expresa que esta conducta es aprendida en casa y para erradicarla es necesario que los padres aprendan nuevas formas de educar con disciplina positiva.

“Los tutores del infante o joven deben reeducarlo en habilidades sociales, límites y valores”, dice.

Señala que la ayuda de los profesores en estos casos contribuye a desarrollar destrezas comunicacionales asertivas para el buen manejo de conflictos escolares.

Ambas especialistas coinciden en que buscar la orientación de un profesional de la conducta cuando se trate este tipo de hostigamiento es crucial para un buen desenlace.

Intervención
Con castigar al agresor, solo se toma una medida momentánea que no va a la raíz del problema, externa González. Al abordar un caso de “bullying”, lo ideal es preparar una intervención premeditada en la que participen todos los actores del entorno escolar (docentes, padres y alumnos).

Tanto el acosado como el acosador precisan ayuda y no conviene señalar o atacar directamente a nadie. “Una técnica válida es tocar la problemática frente a toda la clase, sin recriminaciones”, explica.

Añade que brindar apoyo emocional a la víctima es esencial para que recobre su autoestima y seguridad en el ambiente escolar.

(+)
¿CÓMO AFECTA AL RESTO?

Según la psicóloga Roxana González, el “bullying” es algo que afecta a todos en el entorno escolar. Los testigos (las personas que ven u oyen cómo otras son acosadas) pueden sentir miedo, angustia o estrés, indica Allan Beane, educador y escritor estadounidense.

Con mantenerse al margen o intervenir de manera incorrecta, docentes y familiares enseñan a los alumnos a convivir con la violencia, en vez de enfrentar y reconocerla como un fenómeno controlable y transformable, expresa Maribel Rivera en “Las voces en la adolescencia sobre ‘bullying’: desde el escenario escolar” (2011, Palibrio).

 

Fuente:

http://www.listindiario.com.do/la-vida/2012/10/15/251122/Los-significados-del-acoso-escolar

viernes, 12 de octubre de 2012

Una víctima más del bullying: Suicidio de Amanda Todd, niña canadiense de tan solo 15 años

 

imageEl pasado día 10 de octubre de 2012, una semana después de que Amanda Todd pidiera ayuda contra el ‘bullying’ en un video que colgó en YouTube, la joven de 15 años de Vancouver, Canadá, se quitó la vida.

La joven afirmaba que había sido golpeada brutalmente  por algunos de sus compañeros de clase; que habían circulado por la red fotos suyas de desnudos, que el bullying sufrido la había conducido a cambiar de escuela, y además a consumir drogas y alcohol.

Parece ser que Amanda fue engañada y seducida, vía chat por un chico en facebook, que tras lograr hacerse de unas fotos íntimas de la chica, trató de que ésta le mostrará “más”, chantajeándola con difundirlo entre amigos, compañeros de clase e incluso familiares.

En el vídeo, Amanda explica que en una Navidad, la policía llama a su puerta para comunicarle que sus imágenes están siendo difundidas por todo el mundo.

Cae en una fuerte depresión, con frecuentes crisis de ansiedad y pánico, etc. Como explica en el vídeo esa gran ansiedad la empuja a consumir alcohol y drogas…

Después de un año, el mismo tipo que la extorsionó, regresó con una lista de sus amistades, familias, etc., creando un perfil en facebook con los pechos de la chica como perfil del desalmado.

Amanda cuenta en el vídeo cómo lloró toda la noche y cómo perdió a los amigos que tenía y su respeto:

“Ya nadie me quería, nadie me llamaba y constantemente me juzgaban. Ya no tenía amigos. Me sentaba sola a almorzar…”

“Cambié de colegio nuevamente. Aunque aún me sentaba sola a almorzar en la librería, las cosas parecían ir a mejor. Después de un mes, comencé a hablar con un antiguo amigo y compañero. Comenzamos a chatear y me dijo que yo le gustaba, sigue diciendo Amanda en el vídeo, Él tenía novia. Tuvimos sexo.

Sigue contando en el vídeo, a través de diferentes carteles cómo la novia de ese chico fue a buscarla al colegio junto con un grupo grande de compañeros qu7e la golpearon brutalmente y la dejaron tirada, mientras los compañeros de su colegio veían la escenas. La brutal escena fue grabada y subida, cómo no, a youtube.

Ese mismo día intentó suicidarse tragando lejía, pero un lavado de estómago a tiempo la salvó del suicidio. Mientras tanto seguían acosándola, atacándola y deseándole la muerte por facebook.

“Me sentí un muñeco, un chiste, nadie se merece esto”, sigue expresando en el vídeo.

“No tengo a nadie. Necesito a alguien” expresa y muestra cortes en sus brazos.

Amanda Todd, con tan sólo 15 años finalmente fue encontrada muerta el 10 de octubre, tan sólo una semana después de subir el siguiente vídeo en el que denuncia y pide auxilio ante el linchamiento y soledad de la niña Triste

 

Relacionado:

http://www.inquisitr.com/361342/amanda-todd-teenager-who-had-chronicled-her-bullying-on-youtube-commits-suicide/

miércoles, 10 de octubre de 2012

Se buscan compañeros. Abstenerse cómplices indiferentes o cobardes

 

Manuel Rodríguez G.

Hoy he vuelto, sin pretenderlo, a visualizar el siguiente vídeo (esta vez con versión subtitulada ). Un breve pero excelente trabajo sueco sobre el acoso y la importancia del apoyo entre compañeros para desbancar a los “gallitos”.. Apoyo que nunca tuvo mi hija Silvia, como narro en los siguientes enlaces y en los que me serví de este mismo vídeo para describir lo que una niña siente tras repetirse por tercera vez la exclusión, burlas, maltratro, dejadez y discriminación ya en su último colegio.

A día de hoy, Silvia ha comenzado a estudiar 4º de ESO en el CIDEAD, (http://www.cidead.es/), por “causas excepcionales”, más que le haya pesado a buena parte del entramado educativo extremeño. La “causa excepcional” no ha sido ni más ni menos que el sufrimiento generado por el sistemático acoso escolar sufrido, prácticamente desde el comienzo de su escolarización, motivado, sin duda alguna y en buena medida por la falta de apoyos y ayudas a sus necesidades educativas específicas, debidas a su notable inatención. Apoyos que nunca se le dieron.

Os dejo con el estupendo vídeo y con dos enlaces muy relacionados con dicho trabajo, que narran, como antes comentaba, la complicidad y cobardía de esos denominados compañeros, que nunca existieron, pues la única compañía de esa chica desde hace demasiados años es su soledad obligada …

DE COBARDÍAS Y OTRAS ACTITUDES GRUPALES (I)

DE COBARDÍAS Y OTRAS ACTITUDES GRUPALES (II)

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=rStaWo0cMHY

lunes, 8 de octubre de 2012

Bullying o acoso escolar: Seguimos creciendo, seguimos preocupándonos…

 

Manuel Rodríguez G.

080604 Fuera el colegio

Hoy día 9 de octubre esta bitácora pasó de las 251.000 páginas visitadas en apenas 17 meses.

No sé si es una buena noticia. Más bien todo lo contrario porque deduzco es un buen, aunque triste, indicativo de que ese terrorismo social y educativo sigue engullendo a demasiadas víctimas aterradas por esa lacra sin escrúpulos, sustentada por el Sistema Educativo y afines, que lejos de mostrar una verdadera intención de propósitos para erradicar este cáncer silencioso y minante esconde, poluciona, disfraza y ningunea con oficialistas datos a la baja de tantos y tantos casos de maltrato, marginación y acoso o bullying hacia demasiados niños. Niños que dejarán de ser pueriles alegres y motivados estudiantes. Niños que llorarán a solas; otros que se esconderán para no mostrar su terror ante chantajes de terroristas; algunos que sopesarán quitarse de “enmedio” dada la exclusión y aislamiento a que han sido castigados; no sólo por los hostigadores principales, sino también por muchos testigos cómplices mudos, cobardes, pasivos, los unos; activos y camorristas los otros; esos que buscan un lugar cercano al bully u hostigador principal, cual soldadito trepa y dispuesto a apretar el gatillo del cobarde asesino, ese que empuja irremediablemente a la víctima a saltar al precipicio, a usar una soga, a tragarse demasiadas pastillas, a cortarse las venas… Ese incluso que lo intentó pero paró aunque su mente nunca dejará de olvidar tanto dolor y que quizás, en hora mala obsesionado ya por unas secuelas imborrables intente vengar tanto veneno administrado por soeces compañeros, emulando a algún gánster para un mal día intentar sembrar de muerte un determinado colegio, recinto universitario o centro donde este fue martirizado. Se dirá entonces que un loco armado disparó a diestro y siniestro, pero seguirá ocultándose que quizás años atrás profesorado, compañeros y demás lo dejaron solo, asustado, molido a palos, aterrorizado en alguna letrina que se usó para mojarle la testa, cuando no se le forzó a resistir intensos y frios segundos debajo de un agua no sólo con olor a amonio, sino a vergüenza, miedo, violencia y una sensación de soledad, impotencia y dolor: el mismo que le marcó de por vida. El mismo que lo llevó a mostrar su ira tras tanto daño almacenado en soledad y hastio social…

 

ACOSO MAS100000

Mayo de 2012: Más de 100.000 páginas visitadas

150000paginasvistas

3 de julio de 2012: Más de 150.000 páginas visitadas

 

acoso500 estad

  5 de septiembre de 2012: Más de 200.000 páginas visitadas

 

Mas de 251.000 páginas visitadas

8 de octubre de 2012: Más de 251.000 páginas visitadas

 

Relacionados:

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2011/04/quien-mato-los-ninos-de-rio-de-janeiro.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2011/04/contra-el-acoso-escolar-o-bullying.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2012/07/bullying-o-acoso-escolar-un-cancer.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2012/09/500-dias-y-500-noches.html

Implicación contra el acoso: Ganando batallas a esta lacra socio educativa

 

 

Exitoso el azote a un “bully” que dio figura de la tele (video)

Agencia EFE

Jennifer Livingston durante su mensaje al televidente acosador.

El video de la ofendida presentadora, desalentando el acoso por parte de los adultos, tiene siete millones de visitas

Jennifer Livingston durante su mensaje al televidente acosador.

Foto: AP Photo/Courtesy WKBT-TV

La airada crítica que una presentadora de un canal de televisión local de Wisconsin (EE.UU.) hizo en directo contra el "bullying" o acoso escolar ha recibido ya más de siete millones de visitas en tres días en el portal de internet Youtube.
El video, de 4 minutos con 20 segundos de duración, fue colgado el pasado martes, después de que la presentadora del noticiero matinal del canal WBKT, Jennifer Livingston, respondiera en directo al correo electrónico que había recibido de un telespectador que le criticaba su sobrepeso.
"A todos los niños que se sienten perdedores, que lidian cada día con su peso, con el color de su piel, con sus preferencias sexuales, con sus incapacidades, incluso con el acné de su cara- no permitan que sean los 'bullies' (acosadores) quienes los definan", manifestó Livingston.
Además del sorprendente número de visitas en Youtube, la presentadora ha recibido durante los últimos días miles de mensajes de apoyo en Facebook y por correo electrónico, según anunció ella misma, que también aseguró haber recibido peticiones de emisoras de televisión nacionales para aparecer en sus shows.
La carta en cuestión, que Livingston leyó en directo antes de realizar su crítica, rezaba lo siguiente: "Hola Jennifer. No acostumbro a ver tu programa, pero hoy lo he hecho y me ha sorprendido que tu condición física no haya mejorado después de tantos años".
"No eres un ejemplo para los jóvenes de nuestra comunidad, especialmente para las chicas. La obesidad es una de las peores elecciones que puede tomar una persona y uno de los hábitos más peligrosos. Espero que reconsideres tu responsabilidad como personalidad de la vida pública local y pases a promover un modo de vida saludable", concluía.
Livingston, de 37 años y madre de tres niñas, interpretó el mensaje del telespectador como una agresión por escrito contra su persona, y no dudó en calificarle de acosador y en responderle en directo justo después de leer la misiva.
"Octubre es el mes internacional contra el 'bullying' y este es un problema que cada día va a más en nuestras escuelas -aseguró la presentadora-. Las palabras de este hombre no significan nada para mí, pero lo que realmente me enfurece es que cada día hay niños y niñas que reciben e-mails como el mío o incluso peores".
"A la persona que me escribió; ¿Crees que no soy consciente de que tengo sobrepeso? ¿Crees que tus palabras crueles van a hacerme ver la luz?", espetó en directo al autor del correo electrónico. "No me conoces, no eres mi amigo ni familiar, no sabes nada sobre mí", sentenció.
"Si en ese momento, en casa, estabas hablando de la presentadora gorda de las noticias, probablemente cuando tus hijos vayan a la escuela
llamen 'gordo' a alguno de sus compañeros", alertó.
"Tenemos que dar ejemplo a los jóvenes. Somos mejores que ese e-mail. Somos mejores que los 'bullies' que tratan de hundirnos", concluyó un discurso de más de tres minutos que ha logrado revolucionar las redes sociales en EE.UU. y todo el mundo.

    Fuente:

    http://www.laopinion.com/exito_descarga_tele_contra_bully_video

    domingo, 7 de octubre de 2012

    Una historia de ciberbullying puede terminar en suicidio

     

    Lourdes Zambrano/Agencia Reforma

    John Halligan, un padre que perdió a su hijo quien se suicidó a causa del ciberbullying que sufría, advierte sobre los peligros de no monitorear la actividad de los hijos en Internet.

    Los padres deben estar alerta ante el ciberbullying.

    Los padres deben estar alerta ante el ciberbullying.

    Foto: Agencia Reforma

    El acoso que un niño o jovencito puede sufrir, ya sea en el salón de clases o en línea, no debe tomarse a la ligera porque, incluso, la agresión puede tomar tintes de tragedia.

    Si alguien lo sabe es John Halligan, quien desde 2004 se ha dedicado en cuerpo y alma a darle visibilidad al bullying y al ciberbullying, combinación de situaciones desafortunadas que llevaron a que su hijo, Ryan, se suicidara a los 13 años.

     

    Ryan Halligan

    La campaña de prevención y el testimonio que ha tocado ya miles de conciencias, conocida como Ryan's Story, lo llevó recientemente a México.
    "La cuestión con el bullying y el ciberbullying es que está en todas partes, en todo el mundo, no sólo en un estrato social o en las escuelas de cierta ubicación geográfica", señala Halligan en entrevista telefónica desde Chicago.

    http://www.flickr.com//photos/79137904@N07/sets/72157631683688189/show/

    Su charla la da tanto a estudiantes como a padres, para hacerles ver lo que pudiera estar sucediendo en su casa sin que lo sospechen.

    "Considero que hay muchos papás que siguen pensando que sus hijos son unos perfectos angelitos. Asumen muy rápido que nada malo les va a pasar", dice el conferencista.

    Eso le sucedió a él, cuando pensó que los "bullies" que estaban acosando a su hijo desde quinto grado habían desistido ya, sin saber que por internet una historia diferente se desarrollaba.

    "Lo que la tecnología hace es que permite que alguien, cobardemente, diga cosas escondido detrás de la pantalla de la computadora o del teléfono, escribiendo mensajes que nunca se atreverían a decir en persona. Facilita el acoso ahora más que hace 30 años", considera Halligan.

    Con sus charlas, el exingeniero de IBM busca compartir con los papás los errores que su familia cometió, la forma en que manejaron los problemas de su hijo, además de evidenciar los signos de la depresión y el suicidio en menores.

    A los estudiantes, desde primaria hasta prepa, busca llegarles al corazón.
    "No voy a sermonearlos, sólo voy a contarles una historia, contada de primera mano por un papá. Y mi objetivo es llegarles al corazón, que creo que he cumplido", dice.

     

    La mayor alarma

    Tras siete años de recorrer planteles educativos, Halligan ha detectado que las escuelas están haciendo un mejor trabajo para prevenir el bullying dentro de sus instalaciones.
    "El mayor problema, el que está creciendo, es el acoso que ocurre fuera de la escuela, el ciberbullying, que sucede en casa a través de la computadora. Eso crea problemas en las aulas porque los niños llegan tristes por la mañana por lo que vivieron la noche anterior en línea", indica.

    "Desafortunadamente, veo que este problema va de mal en peor porque los papás, en general, no le prestan la suficiente atención a sus hijos, a pesar de que les dan tanto acceso a la tecnología a una edad temprana", considera.

    Al ser niños los que están detrás de las pantallas de computadoras, teléfonos o tabletas, suelen cometer errores por su inmadurez. Estas herramientas tecnológicas le han abierto una puerta más a la crueldad entre los estudiantes de secundaria, que es cuando por lo regular inicia el acoso.

    Algunas de las reglas que recomienda a partir de la retroalimentación que recibe de los estudiantes es limitar el tiempo de acceso a internet, especialmente por las noches.

    "Desafortunadamente, hay muchos niños que tienen acceso a sus aparatos todo el tiempo, por lo que están conectados desde muy temprano en la mañana y hasta muy tarde por la noche, sin que los papás se den cuenta porque ya se fueron a dormir".

    Y no sólo hay que vigilar la computadora de la familia, sino también los dispositivos móviles que ahora usan, como los iPads y smartphones.

    "Si les permiten usarlos, les sugiero que cerca de la hora de dormir se los recojan y los guarden en su cuarto, y hasta la mañana siguiente se los entreguen para que puedan tener una buena noche de sueño", recomienda Halligan.

    En las escuelas de Estados Unidos se le han dado atribuciones para detener el acoso escolar dentro de sus instalaciones, a partir del cabildeo que ha hecho Halligan, como en Vermont, estado en donde residía la familia cuando Ryan vivía. Ahí se aprobaron leyes para prevenir el acoso y el suicidio.

    Incluso, ya hay una ley que le permite a las escuelas tener inferencia en lo que sucede dentro de sus instalaciones, pero también fuera de ellas para prevenir el ciberbullying", señala.

    Aún así, el rol de los padres nadie lo puede sustituir, pues son ellos finalmente quienes deciden qué reglas ponen en casa sobre uso de gadgets, incluso pueden prohibir el uso de internet aunque sus hijos les reclamen.

    "Los padres pueden decir 'no'. Es su decisión", reitera Halligan.

    El conferencista continuará con su programa de charlas exitosas. Sabe que los son gracias a la retroalimentación positiva que recibe.

    "Los estudiantes parecen sensibilizarse honestamente con la historia de Ryan. Cuando me estoy retirando, constantemente escucho disculpas entre los chicos", dice con orgullo.

    Más información sobre Ryan's Story en: www.ryanpatrickhalligan.org

     

    Te lo dice un papá...

    John Halligan, papá convertido en activista contra el bullying y ciberbullying, comparte reglas a para evitar que los hijos sean víctimas:

    -No colocar computadoras en la habitación del menor. Las computadoras deben estar en un área común de la casa.

    -El menor debe compartir la contraseña con sus padres. Así los papás pueden percatarse si su hijo sufre acoso.

    -El niño o adolescente tiene que estar consciente del peligro que representa compartir fotos o chatear con extraños.

    -Los menores deben tener un límite de tiempo, definido por los papás, de acceso a internet.

    -No permitir que el hijo entre a su habitación con gadgets, principalmente a la hora de dormir.

    -Antes de comprarle un teléfono o gadget con internet al menor, preguntarse: ¿realmente lo necesita?, ¿tiene la edad adecuada para tenerlo?, ¿estoy aceptando sólo porque "todos sus compañeros tienen uno"?

     

    Fuente:

    http://www.laopinion.com/article/20121003/VIDAYESTILO02/121009772

    sábado, 6 de octubre de 2012

    El testimonio de una víctima de bullying

     
    EL TESTIMONIO DE EVA: EL CALVARIO QUE LE TOCÓ VIVIR


    Para darnos cuenta de la gravedad del bullying y de las secuelas que deja en las personas que lo han sufrido en su infancia no tenemos más que detenernos un instante para observar a las personas que nos rodean. En la mayoría de los casos nos percataremos de que el bullying es mucho más habitual de lo que nos podemos imaginar. Hay que darle importancia, no podemos pensar que se trata de un hecho transitorio, porque estos niños van creciendo con obstáculos, los cuales se los proporciona el agresor, y con una presión emocional y psicológica muy grande que hace que lleguen a la edad adulta con secuelas que en la mayoría de los casos resultan, desgraciadamente, insalvables.

    Un ejemplo claro de este hecho es una persona conocida por mí desde mi infancia, y que compartió colegio conmigo pero no aula. Cuando se enteró de que acababa de publicar este blog no dudó en contarme su historia, su dura historia. Luego no dudé en preguntarle si me dejaría publicarlo en el blog, ya que creo que resulta fundamental el hecho de que las personas que han sufrido cualquier tipo de acoso e intimidación escolar hagan visible su testimonio para concienciar a la sociedad de la gravedad que supone el bullying. Sin lugar a dudas a mí lo que más me ha impactado fue las secuelas psicológicas que se mantienen hoy día en ella, y sobretodo la gran entereza que refleja ante los ojos de los demás.

    Su nombre es Eva María y a pesar de que actualmente tiene 26 años sigue sintiendo el mismo dolor que entonces cada vez que recuerda lo sucedido en su infancia.  

    Esta chica lo primero que me dijo fue: “quiero hacer visible el calvario que he tenido que pasar para que este hecho no se vuelva a repetir y para que ningún niño vuelva a ser despreciado, humillado etc”.  Luego me comentó “ a mí me sucedió de que me insultaban y me escupían en la cara. Aún hoy en día cuando veo a esas personas, que ahora son adultas, observo que siguen siendo iguales y siguen con las mismas burlas. Estos acontecimiento han hecho que yo no quisiera ir a la escuela, que me viera obligada a vomitar el desayuno y que haya tenido que tomar la decisión de no asistir a las típicas excursiones que el colegio organiza para los alumnos”.

    A continuación le pregunté por las secuelas y fue en este punto donde me di cuenta de que resulta VERGONZOSO que el Estado, los profesores, las instituciones y sobretodo LOS PADRES no pongan más mano dura en el tema. Me contestó que “el problema sigue después cuando eres adulto porque las humillaciones sufridas siguen en ti y te conviertes en una persona débil e infeliz, ya que realmente no terminas de conseguir ser feliz con tantas inseguridades”.

    A continuación le pedí que me informara sobre el comportamiento que adquirían sus compañeros de clase, pertenecientes al grupo de los observadores, ante esa situación de violencia. En este punto me ha dejado sin palabras al manifestar que “los compañeros no me defendían y el grupo de personas que iban en mi contra cada vez se hacía más grande. Era en el autobús, en los recreos, en las clases…creo que son ellos quienes tienen el problema, sea en sus casas o en otros lugares…”

    Pero lo más grave es el COMPORTAMIENTO PASIVO DE LOS MAESTROS, ya que en su caso intentaron lavarse las manos todo lo que han podido y no se han parado a pensar en qué podían hacer para ayudarle.  En este punto Eva me indicó “me llegaron a decir que fuera a un psicólogo porque no quería ir a las excursiones, así que creo que no se llegaron a dar cuenta al 100% de la gravedad del asunto”.

    Como veis el testimonio resulta desolador, injusto y alarmante, pero gracias a personas como Eva, que hacen visible su experiencia, algún día los críos irán concienciados desde sus casas de que hacerle la vida imposible o desagradable al compañero que aparentemente es más débil que él no es el camino correcto para convertirse en el líder de la clase y para conseguir tener muchos amigos.

    Aprovecho la ocasión para hacer un llamamiento a los medios de comunicación para que se tomen este tema más en serio y le dediquen más tiempo; además le pediría al gobierno que tome cartas en el asunto y que no tolere que los maestros permitan que en sus aulas ocurran estos acontecimientos.

    Finalmente tengo que darle las gracias a Eva por su colaboración ya que, como dice ella, “me gustaría que los niños sean felices, para eso son niños no para que les amarguen la vida tan pronto”

    "Eva, espero que algún día te des cuenta de que eres una persona muy valiosa para muchas más cosas de las que crees, pero tienes que creer en ti y dejar que esos comentarios y humillaciones sufridas en tu pasado dejen de hacerte daño. Tienes todo mi apoyo"

    Fuente:

    http://porunaeducacionlibredeviolencia.blogspot.com.es/

    miércoles, 3 de octubre de 2012

    El 43% de los alumnos homosexuales ha pensado en suicidarse por el acoso escolar, según la felgtb

     

    Un 44% de los estudiantes lesbianas, homosexuales, transexuales y bisexuales (LGTB) sufren acoso en la escuela por su condición sexual, según datos del Centro de Investigaciones Sociológicas facilitados este martes por el secretario General de la Felgtb, Jesús Generelo.

    En la presentación de una encuesta realizada por la federación entre 653 víctimas de este acoso en 2012, Generelo subrayó que un 49% lo padece de forma “diaria o constante” y que un 43% ha pensado alguna vez en el suicidio.

    Según sus resultados, un 35% de las víctimas ha llegado alguna vez a prepararlo y el 17% lo ha llegado a intentar. Esto implica que “un amplio colectivo de nuestros jóvenes vive en riesgo de exclusión y de peligro para su propia vida en las aulas, sin que la mayoría de ellos reciba ningún apoyo por parte de la comunidad educativa”, indicó Generelo.

    Asimismo, subrayó que un 82% de los que se sienten acosados confiesa que nunca ha informado a nadie de esta situación, aunque en un 10% de los casos el acoso fue descubierto por parte generalmente de las madres.

    Solo el 19% de los jóvenes acosados ha recibido ayuda de sus profesores, prosiguió, y un 42% no consiguió ningún tipo de apoyo en su centro educativo.

    Además, si bien es cierto que el 90% dice que las agresiones proceden de otros compañeros varones, un 11% mantiene que el acoso ha llegado alguna vez de sus profesores.

    “Esta falta de confianza en familias, docentes y demás trabajadores de los centros” demuestra que queda mucho trabajo por realizar en las clases, destacó Generelo.

    A su juicio, falta educación en la diversidad afectiva sexual desde edades tempranas para el alumnado, “las familias mantienen un esquema heterosexual” que cohíbe a sus hijos y el profesorado carece de preparación para detectar los casos de acoso homófobo y saber cómo afrontarlos.

    De ahí la serie de proyectos y herramientas que desde hace años la Felgtb ofrece a colegios, padres y jóvenes para luchar contra la homofobia en el aula y educar en la diversidad afectivo sexual.

    VUELTA AL COLE

    En el acto, la coordinadora de educación de la Felgtb, Uge San Gil, inauguró la campaña 'Vuelta al cole. Escuela sin armarios' con el envío de la primera postal virtual a su antiguo instituto, al que dio las gracias por la educación recibida y pidió más educación en el respeto y la diversidad para los alumnos del futuro.

    La web, que incluye también material educativo para los estudiantes, manuales dirigidos al profesorado, investigaciones y diversas publicaciones, contiene un listado con institutos de todas las provincias que la Felgtb quiere extender al resto de centros de Primaria e Infantil.

    San Gil También recordó otras iniciativas como el proyecto Red Educa, en el que los centros pueden solicitar la impartición de talleres sobre identidad de género y orientación sexual, los programas de cooperación europea It Takes All Kinds y Euríalo y los materiales editados con la ayuda de Comisiones Obreras conocidos como 'Familias de Colores'.

    En rueda de prensa, el presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ceapa), Jesús María Sánchez, criticó la desaparición de los temas sobre diversidad sexual del temario de Educación para la Ciudadanía, algo que achacó a “la presión de los sectores más recalcitrantes de la Iglesia Católica”.

    Además, Generelo lamentó la eliminación de esta materia, que en su opinión sí ha conseguido que más centros demanden información y apoyo a la Felgtb, aunque destacó que pese a todo, el interés por estos contenidos “no debe desaparecer”.

    (SERVIMEDIA)

    Enlaces relacionados

    El 57 por ciento del acoso escolar homofóbico se inicia entre los 12 y 15 años (10/09)

    Casi la mitad de los jóvenes gais que sufre acoso escolar se ha planteado el suicidio (10/09)

    Fuente:

    http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/nectar12/

    martes, 2 de octubre de 2012

    El drama del acoso escolar reaparece en muchos hogares con la vuelta al cole

     

    • imageDesde mediados de agosto las llamadas de denuncia se multiplican por diez
    • Uno de cada cuatro escolares españoles sufre acoso escolar 
    • Estos niños muestran ansiedad y estrés postraumático grave
    • Los expertos recomiendan a los padres estar atentos a los síntomas

     

    SONSOLES MAYORGA

    La vuelta al cole supone para muchos padres un gasto extra en libros y material escolar, pero para otros, el comienzo de las clases lleva consigo algo peor, significa el inicio de un drama familiar, el acoso escolar que sufren sus hijos.

    Un problema que padece uno de cada cuatro escolares españoles. Según los datos del estudio sobre violencia y acoso escolar Cisneros X, la tasa de acoso escolar en España es del 23,8%. Una realidad que si no se ataja a tiempo puede llevar al menor a tener secuelas de por vida.

    “Desde mediados de agosto arden los teléfonos de la asociación para denunciar nuevos casos de acoso escolar o para pedir consejo ante el nuevo curso”, explica a RTVE. es Encarna García, presidenta de la Asociación contra el Acoso Escolar (A.C.A.E). “Todos los años nuestras líneas se saturan en las mismas fechas”, apunta.

    Todos los años nuestras líneas se saturan en las mismas fechas

    Según los datos de esta asociación, las llamadas para denunciar acoso escolar se multiplican por diez en estos días. "También hay más demanda debido a que muchos casos no se resuelven y quedan causas pendientes de otros años", explica Encarna García.

     

    El acoso escolar, una herida invisible

    Se entiende por acoso escolar el maltrato deliberado y continuado que recibe un niño por parte de otro u otros que se comportan con él cruelmente con el objeto de someterlo, asustarlo o amenazarlo y que atenta contra la dignidad del niño.

    Araceli Oñate, directora del estudio sobre violencia y acoso escolar Cisneros X, define el maltrato escolar como una herida invisible.

    Son niños sometidos al todos contra uno

    "Se trata de violencias continuadas en el tiempo, estos niños sufren humillación, desprecio, estrés postraumático grave, ansiedad, baja autoestima, insomnio, son niños que se sienten retirados de la sociedad porque son sometidos a un todos contra uno", puntualiza Oñate.

    Se inventan cualquier excusa para no ir a clase

    Un síntoma muy común para diagnosticar a un menor acosado en el colegio es que se inventan cualquier excusa para no ir a clase. "Muchas veces van al médico con síntomas que no tienen, pero si el médico hurga un poco y pregunta, suelen saltar las alarmas rápido" explica Encarna Gómez.

    La sintomatización que sufren estos niños es un mecanismo de defensa. "Muchos dicen estar enfermos e incluso llegan a tener síntomas reales para evitar a toda costa ir a clase", añade Oñate.

     

    "Cada vez hay más acoso de niña a niña"

    El acoso escolar suele empezar cuando los niños cursan Educación Primaria, con 8 o 9 años, y si no se ataja a tiempo y empiezan la Educación Secundaria con este problema, pueden quedarles secuelas de por vida. "Es importantísimo el diagnóstico precoz, el acoso escolar es un problema que hay que atajar cuanto antes", dice Araceli.

    La presidenta de A.C.A.E. destaca en la actualidad una diferencia con años anteriores. "Antes el acoso escolar era siempre de niño a niño y ahora, cada vez más, es de niña a niña, un acoso que suele ser más cruel y más perverso", explica.

    También recomienda a los padres vigilar lo que hacen sus hijos en Internet ya que algunas veces el acoso escolar llega por medio de la red.

     

    El perfil del maltratado: alguien diferente

    Según los especialistas, los niños que sufren acoso escolar muestran síntomas parecidos a los de las mujeres maltratadas. "Son menores que sufren ataques de ansiedad, están más nerviosos de lo normal y suelen estar apartados", relata Encarna García.

    Araceli Oñate apunta que también sufren anhedonia -la incapacidad para experimentar placer- y que suelen ser muy nerviosos, algo que a veces hace confundir el diagnóstico."Un niño al que le pegan en el recreo y sabe que le van a romper las gafas y está pensando en qué va a decir en su casa otra vez, tiende a tener una intranquilidad psicomotora que los médicos a veces confunden con déficit de atención", explica Oñate.

    La directora del estudio sobre violencia y acoso escolar Cisneros X también explica que son niños sometidos a muchos estrés. "Si un trabajador sufre esto en el trabajo se pide la baja y punto, pero un niño no", dice Oñate.

     

    El perfil del acosador: alguien con problemas en casa

    El maltratador escolar suele ser un menor de clase media- alta que tiene algún problema en casa y llega al colegio con ganas de pagar con alguien sus frustraciones, llegando incluso al ensañamiento.

    Ese alguien suele ser siempre el más débil. "Los acosadores son matones escolares que van a por niños que son diferentes, pueden ir a por el más inteligente de la clase, a por los homosexuales o a por los que sufran algún tipo de enfermedad", apunta Encarna.

    La presidenta de A.C.A.E. recuerda un caso de un menor residente en Bilbao que ha llegado a tal punto que no quiere salir de casa debido a las amenazas que recibe en su colegio.

    Como son menores, quedan impunes

    Pero, y una vez diagnosticado el problema ¿qué pueden hacer los padres? Según la presidenta de A.C.A.E. lo primero que hay que hacer es denunciar por escrito. "El problema de todo esto es que como son menores, quedan impunes. Ahora ya por lo menos ponen multas a los colegios por no impedir el acoso escolar y también dan órdenes de alejamiento, por eso es tan importante denunciar", recalca Encarna.

    Oñate cree que es la comunidad educativa quien debe responder ante este problema pero muchas veces en vez de ayudar, carga contra el agredido. "Hay veces que el propio colegio acaba haciendo 'mobbing' contra la familia. Algo que en ocasiones les ha llevado a cambiar de municipio o ciudad", explica.

     

    "En cuanto cambió de colegio se le pasó"

    Hay veces que el acoso escolar es tan brutal que lleva a algunos menores a ingresar en un hospital. Lo hacen en la planta de psiquiatría -en la unidad de trastornos alimentarios- ya que no existe una como tal para el acoso escolar. "Hay muchos niños ingresados en los hospitales por este tema. En el Hospital Niño Jesús hay un grupo importante ingresados por acoso escolar", cuenta Araceli.

    "Una chica que estuvo ingresada por este problema decía que en las terapias de grupo se daba cuenta de que la mayoría de los que estaban ahí sufrían acoso escolar en el colegio", explica Araceli. Cuenta que a esta chica se le llegó incluso a caer el pelo, un problema que se solucionó en cuanto cambio de colegio.

    Araceli Oñate pide a los médicos que diagnostiquen antes este tipo de casos para evitar al menor y a la familia pasar seis meses de médico en médico.

    También recomienda a los padres estar muy atentos a los comportamientos de sus hijos y denunciar a la mínima sospecha. Pone el ejemplo de cómo un padre se dio cuenta de que su hijo sufría acoso. "El niño de cinco años le pegó una patada y le dijo: no vales para nada. Una frase impropia para su edad y que no había escuchado en casa. Esas palabras hicieron que su padre empezara a sospechar", explica.

    Los políticos no atajan este problema

    Oñate se pregunta ¿hasta cuándo? "El maltrato escolar es una vergüenza, es un problema que no debería existir y los políticos no lo atajan", se queja. Encarna lo define como una tragedia familiar y cree que todavía, a día de hoy, sigue siendo "un tema tabú".

     

    Fuente:

    http://www.rtve.es/noticias/20120910/drama-del-acoso-escolar-reaparece-muchos-hogares-vuelta-cole/561934.shtml