Acoso escolar e institucional extremeño

Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 15 de diciembre de 2014

¿Se lucha de verdad contra el acoso escolar?

 

Manuel Rodríguez G.

Son muchas las organizaciones institucionales y no gubernamentales que han surgido paralelamente a ese terrorismo socioeducativo denominado bullying o acoso escolar, que sigue creciendo más y más, cual cáncer imparable. Organizaciones demasiadas veces dependientes de una política viciada de enfermizos corporativismos y de falsas publicidades estatales; tanto que no dudan en medrar y mirar a otro lado, ningunear o sencillamente abandonar el deber ético de auxiliar a determinadas víctimas. Víctimas originariamente de vulgares aprendices de matones e incluso de algunos principiantes psicópatas aventajados; pero lo peor, víctimas también de la caprichosa “vara de medir” institucional, que dependiendo del caso denunciado actúa a veces apocada y otras, los casos más graves, simplemente como vulgar convidado cómplice pasivo y complaciente por omisión. Casos donde lejos de cotejar y llevarse a cabo  la práctica de un riguroso protocolo antiacoso, la balanza se alinea unilateralmente con los colegios implicados y desdice, desmiente o sencillamente niega ese acto de violencia extrema, generalmente psicológica. Parece ser que resulta más cómodo y práctico callar, mirar a otro lado, disimular e incluso desatender los apoyos que cualquier hostigado necesita que luchar eficaz y honestamente por los derechos de tanta víctima aislada y chantajeada. No debe ser práctico contrariar las consignas de la mano que da de comer a tanto perro faldero, llámese ong o asociación proderechos del ramo, que, insisto, medran y pasan de ser teóricos defensores de los derechos de la víctima a ser en la práctica una pieza más de esa partida amañada de ajedrez donde todo vale con tal de que el sistema educativo salga inmaculado e incluso fortalecido de ese esperpéntico juego terrorífico. Tétrica y paradójicamente los supuestos luchadores y comprometidos defensores de los acosados (generalmente menores), pasan a ser vulgares cómplices cobardes de ese macarra sistema educativo que aún a día de hoy niega que el acoso escolar campee a sus anchas por tantas y tantas aulas.

La noticia que sigue a continuación habla de una organización americana contra el acoso escolar que acaba de abrir sus puertas en nuestro país. Ojalá no se quede en una de las muchas “herramientas” nada prácticas que pululan en nuestro país enfandangado de publicidades engañosas y de meros escaparates, pero vacíos de prácticas puestas en marcha.

Por mi parte tacho lo que más abajo se afirma,

número de teléfono 112 para denunciar cualquier tipo de acoso o agresión  y diferentes formas de contacto para asociaciones como la fundación ANAR o Protégelos. (**)

pues en su día contacté con las referidas, teléfono 112, ANAR y Protégeles entre muchas otras supuestas organizaciones de ayuda, siendo el escandaloso resumen de esos contactos, una extensa denuncia no atendida por el 112 a pesar de la gravedad del asunto (acoso escolar hacia mi hija e institucional hacia mi) una patética y mísera respuesta estudiada de un interlocutor latino, al día siguiente al contactar con ANAR, y ser tratado como si yo fuese el culpable de los males de mi hija, comprobando que el corporativismo reinante entre instituciones era exacerbado y muy dañino (El propio 112 me había “invitado” la noche anterior a ponerme en contacto con esta asociación, por lo que pude comprobar in situ cómo “ayudan estas pseudo organizaciones pro-derechos del menor”).

Respecto de “Protégeles”, después de muchos contactos e incluso de un informe que les resultó incomodísimo facilitármelo, ya que constataba el pronunciado acoso escolar sufrido por mi hija en sus colegios, no tuvieron la talla ética ni profesional de llevar a cabo el deber que supuestamente les debería caracterizar. Sencillamente nos quedaron “tirados”.

( * Repasar las múltiples publicaciones relacionadas a pie de página)

Ojalá que esta web que se anuncia a continuación sea más limpia, ecológica y ética que las muchísimas a las que acudí pero que en modo alguno ayudaron. Somos demasiadas las víctimas que seguimos sintiéndonos desatendidas y humilladas por esa tiranía institucional que no pocas veces chantajea, presiona o “seduce” con prebendas diversas las barrigas llenas de tantos denominados “defensores, garantes o protectores de menores” para que estos callen, otorguen o sencillamente no se impliquen, cual repito vulgares testigos cobardes y silenciosos de actos y vivencias tan amargas como las que suelen verificarse en cualquier caso de acoso…

 

It Gets Better, la web que lucha contra el acoso escolar llega a España

David Valero (Fuente http://www.adslzone.net/)

It Gets Better, el portal web con origen estadounidense  que tiene como objetivo ayudar a los jóvenes que sufren acoso escolar o bullying, ha llegado por fin a España tras su exitoso paso por otros países. En esta página, los usuarios podrán encontrar mensajes y ayuda para superar cualquier situación de violencia en su entorno.

Con la presentación del portal It Gets Better en nuestro país, cualquier persona que lo desee puede buscar de forma anónima la asistencia y apoyo necesario para poder afrontar estas desagradables situaciones que se producen a edades cada vez más tempranas. En la web hay disponible un apartado dedicado a los testimonios de muchas personas que han pasado por situaciones similares. Los vídeos están alojados en el portal YouTube y se podrá tener un acceso a los mismos de forma fácil y cómoda desde It Gets Better, para poder ver a otros usuarios relatar experiencias y formas de superar el conocido como bullying o acoso escolar.

Según los responsables del proyecto It Gets Better, al menos el 43% de los jóvenes de edades situadas entre los 12 y los 25 años, que han sufrido este tipo de acosos ha pensado alguna vez en suicidarse y casi un 17% lo habría intentado llevar a cabo. Es por ello que esta web nació en Estados Unidos con el objetivo de mostrar la salida a este tipo de situaciones y por ahora los resultados han sido bastante satisfactorios, de hecho su expansión internacional ha llegado a países como Chile, Brasil, Paraguay, Puerto Rico, Australia, Suiza, Portugal, Italia o Austria.

Dentro de la web podremos navegar a través de distintas categorías, destacando especialmente aquella orientada a saber dónde y cómo buscar ayuda. En este apartado destacan tanto el número de teléfono 112 para denunciar cualquier tipo de acoso o agresión  y diferentes formas de contacto para asociaciones como la fundación ANAR o Protégelos. (**)

Fuente:

http://vagabundotraslalibertad.blogspot.com.es/

 

* Publicaciones relacionadas:

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2010/08/la-propaganda-goebbeliana-de-la-junta_28.html

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2010/08/la-propaganda-goebbeliana-de-la-junta.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2012/03/acoso-donde-acudir-la-indefension-de_07.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2012/03/acoso-donde-acudir-la-indefension-de.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2013/03/asociaciones-relacionadas-con-el-acoso.html

http://bitacoraacosoescolarbullying.blogspot.com.es/2011/04/por-que-llegan-pocos-casos-de-acoso_26.html

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2010/09/la-rampa-del-silencio-complice.html

http://elcuadernodeguillermonoacoso.blogspot.com.es/2011/05/insumision-y-hartazgo-de-chantajes.html

martes, 2 de diciembre de 2014

Talleres contra el acoso escolar

 
ACOSOLA INICIATIVA INCLUYE SESIONES SEMANALES DINAMICAS Y PARTICIPATIVAS PARA PREVENIR LAS ACTITUDES AGRESIVAS Y EL AISLAMIENTO
Psicólogos cacereños impartirán talleres contra el acoso escolar en Secundaria
Preocupados por el incremento de la violencia, ya están formando a 250 alumnos de Primaria en cinco centros. El aumento de los casos y los buenos resultados de este programa altruista determinan su ampliación a la ESO

LOLA LUCEÑO

Un 49% de los alumnos afirman que han sido insultados o criticados en el colegio, según el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo. En 2012 se interpusieron 316 denuncias en España por acoso en las aulas, de ellas 213 por lesiones y el resto por amenazas y vejaciones. Incluso un 5% de los escolares reconoce que algún compañero le agrede físicamente, tal y como revelan los informes del Defensor del Pueblo. En Extremadura acaban de conocerse tres casos graves en Plasencia, Guareña y Cáceres. Por todo ello, la Fundación INPA-Framaguad, formada por un equipo de psicólogos que imparten talleres novedosos en cinco colegios para favorecer la convivencia, han anunciado que esta iniciativa se extenderá a ESO desde el próximo curso.

Los profesionales trabajan en los colegios Alba Plata, Cervantes, Moctezuma, Carmelitas y Paideuterión, los primeros centros que se inscribieron en los talleres (hay lista de espera). Ofrecen sesiones semanales a un total de 250 alumnos y lo hacen sin ningún coste, dada su preocupación por las situaciones que de forma creciente se están viviendo en aulas y recreos. Los talleres se imparten a niños de 5º y 6º de Primaria porque se trata de una edad crítica. Entre los 10 y los 12 años es cuando el grupo de iguales comienza a adquirir relevancia, tienen sus primeras salidas con los amigos, y se gesta la valoración o el desprecio hacia los otros, que puede transformarse en rechazo o acoso, según explica Guadalupe Andrada, presidenta de INPA-Framaguad.

Desde el próximo curso se ampliarán los talleres a los alumnos de 1º y 2º de Educación Secundaria Obligatoria, tanto en los colegios como en los institutos. Ya hay centros inscritos y el resto puede hacerlo a través del teléfono 673 835356. El número de grupos dependerá de los fondos de la fundación, que se mantiene con las aportaciones de sus socios y con algunos apoyos institucionales y de empresas.

Los psicólogos dedican su tiempo a esta iniciativa porque ven inquietos cómo el rechazo y el acoso se dan con mucha frecuencia en los colegios, donde resulta demasiado habitual ver niños aislados y marginados por el jefe de la clase, al que le siguen otros alumnos carentes aún de criterio. Los niños que sufren las consecuencias se sienten "tremendamente mal" y pueden desarrollar una percepción personal muy mala. Por su parte, el niño agresivo también va agudizando su comportamiento y puede degenerar en un chico afectivamente frío que maltrate incluso a su familia, según explican los profesionales.

Por ello, INPA-Framaguad también lleva a cabo una iniciativa única en España desde 2013, que trata de forma individual (no en colegios) los casos de niños agresivos que tienen problemas de conducta. En concreto, los profesionales ofrecen atención gratuita a los padres, que son quienes pueden frenar esas actitudes. En ambos programas, la fundación está logrando buenos resultados.

En concreto, los talleres que se desarrollan en los colegios se centran en la promoción de valores prosociales, positivos, favorecedores de una mejor convivencia, que previenen el rechazo, el acoso y cualquier forma de violencia. Son sesiones divertidas, participativas, prácticas, con cortometrajes, relatos, muchas preguntas y otros recursos para enseñar valores como el espíritu crítico, la simpatía o el perdón... En definitiva, encaminados a la autonomía y libertad individual.

Los resultados animan a la fundación a seguir hacia adelante. En los colegios, afirman, se han comunicado menos problemas de este tipo a los jefes de estudio. "Los alumnos tienen más respeto cuando hablan los demás, mayor tolerancia, escuchan al compañero, proponen soluciones pacíficas ante un conflicto, sienten más empatía y se ponen en el lugar del otro... Los niños más conflictivos han suavizado su actitud, y los que estaban orillados se han introducido en el grupo", detalla la presidenta.

Fuente:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/caceres/

domingo, 23 de noviembre de 2014

Programas antibullying en Finlandia

 

Finlandia, el país donde 90% de las escuelas tienen clases antibullying

En este salón de clases los niños no llevan uniforme, están descalzos y a punto de comenzar una de sus lecciones antibullying. Ésta es la Turku International School en Finlandia, país donde el 90% de los colegios tiene clases dedicadas específicamente al combate del acoso escolar como parte de un programa implementado a nivel nacional llamado KiVa (…)

En 2006, el gobierno finlandés decidió que se implementaría un programa nacional antibullying para todas las escuelas del país, las cuales, por ley y desde años atrás, ya tenían sus programas contra el acoso escolar.

KiVa nació después que diversas investigaciones realizadas por la Universidad de Turku demostraron que tener un programa antibullying distinto en cada escuela realmente no reducía el acoso escolar ni la victimización.

Con financiamiento del gobierno finlandés, la Universidad de Turku desarrolló el programa, lo puso en práctica de 2006 a 2009 en 234 colegios, evaluó los resultados y concluyó que KiVa “reduce el bullying y la victimización significativamente”.

Después que se demostró la efectividad del programa, el gobierno finlandés decidió lanzarlo a nivel nacional en mil 465 escuelas en 2009. Actualmente, el 90% de las escuelas finlandesas están inscritas en el programa KiVa.

Además, el programa ya ha sido exportado a los Países Bajos, Nueva Zelanda, Bélgica, Estonia, Gales y Delaware, en Estados Unidos, y el material que contempla -libros, cuadernos, guías para padres y juegos multimedia- está en proceso de ser traducido al español para que cualquier país de habla hispana pueda comprarlo y comenzar a implementarlo en sus aulas.

En este país nórdico el bullying y su combate comenzaron a ser investigados en los años 90 de la mano de la profesora Christina Salmivialli del departamento de Psicología de la Universidad de Turku, sin ningún hecho trágico como antecedente. De hecho, en esos años y a nivel global, Finlandia tenía niveles de bullying menores a los de otros países, según Johanna Alanen, investigadora de esta institución educativa.

¿Cómo funciona?

La profesora Helinä Rahman comienza la clase antibullying en lo que en México sería el equivalente al 2° de primaria. Ahí están Nikita, Dzemal, Joonatan, Ranya y otros niños y niñas que tienen aproximadamente 8 años de edad.

El programa KiVa tiene dos ejes principales de acción: el preventivo y el de intervención. Las clases que imparte la maestra Rahman y otros profesores son parte del método de prevención del bullying, en el cual se enseña a los niños a dialogar y a encontrar soluciones a los conflictos a los que se enfrentan día a día.

¿Cómo lo hacen? Mira el video:

 

Una clase antibullying en Finlandia from Mayra Zepeda on Vimeo.

Además, las guías para los maestros, para padres de familia (disponible en internet) y juegos multimedia –diseñados para compaginarse con los contenidos de las clases- también forman parte del método de prevención del acoso escolar contemplado por KiVa.

Pero este programa no sólo abarca las lecciones. La psicóloga y consejera de la Turku International School, Jatta Auremaa, explica que en toda la escuela, sus clases y actividades se pretende difundir algo que ella llama “espíritu KiVa”, es decir, el combate al acoso escolar no sólo se queda en los salones de clases, en las lecciones y en los libros, se lleva a la vida cotidiana dentro del colegio.

“Nos aseguramos que todos los estudiantes entiendan que el bullying no está permitido en la escuela y que si ocurre vamos a lidiar con ello de inmediato”, dice Auremaa, quien lleva tres años como consejera en la Turku International School, una de las escuelas donde KiVa se implementó como programa piloto antes de ser lanzado a nivel nacional.

Cuando se detecta un caso de bullying en cualquier escuela que implementa este programa, es ahí cuando comienza el método de intervención.

“Tenemos claramente una estructura sistemática para lidiar con ello”, explica Johanna Alanen. Todo comienza con lo que llaman el “equipo KiVa, el cual consiste en dos o tres miembros de la escuela –maestros, directora, consejera…-, que hace frente a cada caso cuando aparece.

La profesora de primer grado, Pirjo Lammila, es parte del “equipo KiVaen la Turku International School. Lo más importante es que los niños aprendan a reconocer el bullying y sepan que no tienen por qué soportarlo, dice.

La “maquinaria antibullying” comienza a funcionar cuando un niño se acerca al equipo KiVa o algún otro maestro para confesar que sufre acoso escolar; también empieza cuando algún compañero se acerca a un adulto para informar que un niño sufre acoso.

La profesora Lammila explica que los alumnos de 5° y 6° grado se reúnen con ella cada semana para informar si han detectado algún caso de bullying entre los niños más pequeños.

Cuando se detecta un caso, el “equipo KiVacomienza el diálogo. Primero se reúne con la víctima y después, por separado, con el victimario. “Es muy importante escuchar las dos partes”, dice Pirjo Lammila.

¿Qué sigue? Los niños, cada uno por su parte, deben pensar qué hacer para evitar situaciones violentas. Después de dos semanas de la primera reunión, el “equipo KiVase reúne de nuevo con la víctima y el agresor, también por separado, para evaluar cómo ha cambiado la situación.

Si no mejora, ahora se reúnen con ambas partes y después con los papás. Según estudios realizados por investigadores de la Universidad de Turku, el 98% de las víctimas que han tenido discusiones con los “equipos KiVaen sus escuelas han sentido que su situación mejoró. Aquí todo gira en torno al diálogo porque este programa no contempla sanciones, esas ya dependen de cada escuela, es una decisión independiente.

Otro de los aspectos fundamentales de KiVa es que considera que el bullying no sólo es un fenómeno entre el agresor y la víctima. Johanna Alanen explica que es un fenómeno de grupo. “Los niños testigos juegan un rol importante, principalmente al parar el bullying (…) Aquellos que lo refuerzan no están bulleando, pero están como audiencia y dan señales verbales y no verbales que indican que el bullying es aceptable. Si se ríen, por ejemplo, premian al agresor”, explica Alanen.

Con KiVa “influenciamos a toda la gente en la escuela. Agresores, víctimas, reforzadores de agresores, defensores de víctimas. El bullying no es aceptado en absoluto”, asegura la investigadora finlandesa.

¿Y cómo saber si KiVa funciona? Cada año, los estudiantes de cada escuela deben llenar dos formularios. El primero, a principios de curso, para detectar los niveles de bullying en el plantel; el segundo, a finales de año, para evaluar la prevalencia de bullying y victimización en la escuela.

Fuente:

http://www.animalpolitico.com/

lunes, 17 de noviembre de 2014

El cuento de una gallina que busca prevenir el acoso escolar

 

Antonio Sánchez Escudero con los cuentos, en euskera y castellano, de la gallina Culiendres y el que ha escrito sobre el tabaco.Antonio Sánchez Escudero con los cuentos,en euskera y castellano, de la gallina Culiendres. / AYGÜES

Antonio Sánchez Escudero ha narrado su experiencia de niño en un relato que le gustaría distribuir por los centros escolares

CRISTINA TURRAU

El jubilado Antonio Sánchez Escudero (Madrid, 1937) está decidido a distribuir su cuento 'La Culiendres' por los centros escolares donostiarras -y también guipuzcoanos- como prevención contra el acoso escolar. Ha editado además el relato 'Koldo y Mikel. La vacuna contra el tabaco', para evitar que los chavales empiecen a que padece desde hace 15 años, Sanchez Escudero dice con orgullo que llevafumar en su adolescencia. «Me gustaría presentarlos en los colegios y planteo distribuir los textos a precio de coste, a 2 euros». Luchador frente a la enfermedad de Parkinson los últimos 5 años con la misma dosis de medicación. «Hay que luchar», sostiene.

Su experiencia

Parkinson. Su libro 'Mi lucha contra el Parkinson' pretende ser «un canto a la alegría de vivir».

Sus frases. 'La persona que no cometa un error nunca hará nada interesante' o también: 'Hay personas tan pobres que solo tienen dinero' .

Contacto. En el e-mail asanes67@hotmail.com

Su experiencia como acosado

Antonio Sánchez Escudero ideó su proyecto de prevención del acoso escolar mirando su propia experiencia. «Con 12 años yo sufrí acoso en el colegio de La Paloma de Madrid. Los chavales empezaron a meterse conmigo, porque era pequeño de estatura y tenía la mandíbula saliente, según decían. Empezaron a llamarme 'mono'. Empezaban a pegarme y a acosarme. Nadie salía en mi defensa. El peor momento era el de volver al colegio. No conté nada en casa. La situación se cortó al caer enfermo de tuberculosis. Con la enfermedad toqué fondo. Oía a mis hermanas decir: 'el niño se muere' y decidí que no me iba a morir. Así empezó mi lucha. Cuando salí de la enfermedad dejé el colegio. Con 14 años entré de botones en una empresa de importación y exportación que me sirvió para aprender idiomas. Eran otros tiempos».

El cuento de la Culiendres

Antonio Sánchez Escudero relata que tuvo la suerte de conocer y querer a una gallina muy especial en el gallinero que tenía la familia. «La Culiendres era una gallina muy pequeña, que tenía muchos defectos. Lo relato en el cuento. Es la historia de una gallina, pequeña, fea, con 3 plumas por cola, alitas caídas y la crestita pálida como un chicle pegado. El pico parecían 2 palillos cruzados y hay que añadir que ni sabía cacarear ni ponía huevos. Lo peor era que sufría el acoso de absolutamente todas las gallinas del gallinero. Las gallinas le picaban y dormía en un rincón. Era mi gallina favorita».

La Culiendres puso un huevo

El cuento de Antonio Sánchez Escudero recoge los recuerdos de niño de cómo se salvó su gallina favorita. «Aumenta la desgracia de la gallina cuando oigo a mi padre decir 'La Culiendres no pone huevos, habrá que hacer un caldo con ella'. Deseé con todas mis fuerzas que la gallina pusiera un huevo. Le animé desde mi mente de niño tanto para que lo lograra, que un domingo por la mañana, en el rincón del gallinero que ella ocupaba apareció un huevo diminuto. Era el primero y el último que puso, pero la gallina se salvó. Es una historia real, que yo viví en primera persona. Es un cuento con dibujos acuarelados con el que pretendo que, al leerlo, los niños y las niñas se hagan amigos de los acosados, de las personas que tienen algún defecto».

Sí a los defectos

En una sociedad que busca excesivamente la perfección, Antonio Sánchez Escudero se declara defensor de los defectos. «Con mi cuento quiero enseñar a los niños que tener un defecto puede ser un don. En las presentaciones que he tenido, relato a los niños que en el antiguo Egipto unas orejas o una cabeza grande, así como tener una nariz torcida estaba considerado como una distinción. Era una forma de 'estar tocado por los dioses y de ser respetado. En las islas Fiyi mantienen la misma tradición. Cuando estuve allí y por mi mandíbula saliente me decían que estaba tocado por los dioses. Hay que dar la vuelta al tema de los defectos, porque la perfección no existe».

Los acosadores son cobardes

Por propia experiencia, Sánchez Escudero considera que la persona acosada termina siendo valiente y que el acosador es, por principio, cobarde. «Cuando los acosadores se ven obligados a enfrentar un problema, se hunden. El acosado termina desarrollando la resilencia, pero antes pasa por un calvario. Entiendo las decisiones drásticas porque un acosado prefiere estar en la cárcel que volver al lugar del acoso. El sufrimiento llega a ser tan grande que te lleva a tomar decisiones imprevistas. Con el libro pretendo prevenir estas situaciones».

En la escuela

El autor ha tenido la oportunidad de presentar su libro ante niños de entre 8 y 12 años. «Explico el cuento a los chavales y luego ellos lo leen. Quedan alucinados y estoy convencido de que con la prevención terminaríamos con el acoso al 100%. Al niño hay que darle experiencias y hacerle sentir emociones. Si solo le damos conocimientos, los niños dejan de ser inteligentes, porque se les está limitando su creatividad»…

Fuente:

http://www.diariovasco.com/san-sebastian/

martes, 11 de noviembre de 2014

Yo fui víctima de acoso escolar

 Fuente

acoso-escolar-víctima

Yo sufrí acoso escolar. No voy a andarme con rodeos, esta es la realidad. No es algo que me guste rememorar y salvo las personas que lo vivieron conmigo, creo que nadie más lo sabe. Fue una época breve pero horrible.

Estaba en segundo de B.U.P., lo que equivale a tener quince años. Hacía poco que había aterrizado al instituto proveniente de un colegio de monjas y lo cierto es que para mí fue una época de cierta zozobra. Ya conté que durante la época del colegio tuve cierto protagonismo, y esa posición de "liderazgo" por decirlo de alguna manera, se vio dinamitada en cuanto llegué al instituto. Digamos que dejé de ser de las guays. Entre aquellos adolescentes a los que le brotaban sus primeras barbas y entre aquellos que fumaban pitillos a escondidas en los baños, yo me quedé difuminada, grisácea, casi invisible. No tenía nada que ofrecer a aquella gente ávida de experiencias vitales porque yo era simplemente una pardilla empollona.


Una noche, coincidiendo con unas fiestas locales, mi madre me dejó salir hasta la una de la madrugada. Tomé unas mistelas más de la cuenta con mis amigas y en el camino de un garito a otro, me encontré con una amiga del colegio. Ella sí estaba experimentando de lo lindo con alguna que otra sustancia. Después del momento "exaltación de la amistad" que nos regalamos, me dijo que estaba de bajón porque se le había acabado el costo. Yo ni siquiera sabía lo que era eso, pero me parecía la pera limonera de guay y me visualicé enfilada al estrellato con la gente chachi del insti. Justo pasó por allí la cuadrilla de los malotes, y a mí, en mi estado de tontalberro chisposo, se me ocurrió acercarme a un chico de mi clase, Joaquín, y decirle con la mejor de mis sonrisas: ¿Tienes costo?

Los chavales se miraron entre sí y se descojonaron de mí en mi santa cara. "Hombre, si santa Trimadre le da al costo, qué callado se lo tenía... " Y más risas. Intenté explicar que no era para mí, que estaba haciendo de mensajera, pero fue totalmente inútil. No tenían ningún interés en escucharme y se alejaron entre carcajadas histriónicas. Me sentí humillada. Aun así, pensé que todo quedaría en un mal rato y seguí disfrutando de la noche.

Me equivoqué.

El mismo primer día que volvimos a las aulas después de las fiestas, Joaquín me demostró qué grande era mi error. Llegó tarde, cuando todos estábamos ya sentados y en silencio. Para llegar a su mesa, dio un rodeo con el fin de pasar por delante de la mía. Cuando llegó a mi altura, dijo en voz alta: "¿te duele la cabeza? Tengo entendido que las drogas dan jaqueca... " Ante mi cara de espanto, simplemente sonrió y se apartó el flequillo de la cara con un gesto altivo.

No quiero eternizarme. Solo diré que durante un tiempo del que no sé especificar la duración, las clases transcurrieron para mí con el miedo de sus constantes provocaciones, humillaciones e insultos. Incluso en el transcurso de los exámenes, incluso durante un recital de poesía para el que fui elegida y al que acudieron los padres. No sé expresar con palabras el miedo que sentía, la fobia que desarrollé a que todo el mundo creyera que yo era una drogata, a que mi familia pensase que estaba consumiendo drogas, a que los profesores viviesen una decepción conmigo. En resumen, tenía miedo al ESTIGMA.

Ahora estoy segura que él hablaba solo para mí, que nadie le oía... Era mi miedo el que aumentaba la percepción de los decibelios. Visto desde la distancia, mi temor no era racional, pero a esa edad... ¿quién es completamente racional?

Una noche, mi madre entró a mi habitación y me encontró llorando. En cuanto me preguntó qué me pasaba, todos mis portones de defensa se derrumbaron y le conté todo, desde el principio. Me creyó, por supuesto, y entre ella y una amiga maestra, me ayudaron enfrentarme a él y a mis miedos. Me aconsejaron que fuese fuerte y aparentase indiferencia ante sus humillaciones o que incluso tratara de tomármelas a risa. La única forma de que Joaquín parase de hacerme daño era que el juego dejara de divertirle y para ello era necesario que yo dejara de sufrir, aunque solo fuera "a sus ojos".

También tengo que agradecerla a mi amiga María su capacidad para enfrentarse a Joaquín todas las veces que ella vivió de cerca mi dolor. Aunque él no se sentía intimidado, sentirla de mi lado me daba un poco de fuerzas para sobrellevarlo.

Finalmente, conseguí que cesara, que se olvidara de mí, que me dejase en paz. Conseguí volver a ser yo y sacar importantes aprendizajes de todo aquello. Mis notas no llegaron a verse resentidas, no llegó jamás a pegarme, fue relativamente poco tiempo, aunque a mí se me hiciese eterno. Nunca actuó en grupo aunque contase con la complicidad de sus amigotes. Encontré ayuda, supe hacerme entender, tuve suerte. Pero reconozco que sentí que todo aquello iba a ser más fuerte que yo.

Ahora cuando leo sobre acoso escolar siento que revivo la pesadilla. Y cuando leo noticias como la del chico al que le han reconocido una discapacidad después de cinco años de vejaciones y malos tratos en el colegio, o la historia de la chica que se suicidó por las humillaciones sufridas durante tanto tiempo, no puedo dejar de pensar que algo está fallando en el sistema, en los colegios, en las familias...

¿Cómo es posible que un niño o un adolescente sufra ese calvario durante tanto tiempo sin que se tomen las medidas oportunas? ¿Cómo puede haber partes de malos tratos, lesiones, amenazas y humillaciones en público sin que nadie tomara cartas en el asunto? ¿Por qué hay niños o adolescentes que disfrutan horrorizando y maltratando a otros? ¿Qué tipo de personas son ahora y qué tipo de personajes serán en el futuro?

Son demasiados preguntas sin respuesta. Demasiado dolor.

Título alternativo de este post: "Son cosas de críos"... y otras anomalías del sistema.

 

Fuente:

http://www.trimadre30.com/

domingo, 9 de noviembre de 2014

Artículo pericial sobre acoso escolar

 

Acoso escolar (Bullying)

Claudia Roxana Díaz Vittar (*)

DEFINICIÓN

¿Qué es el “Bullying”?. Es una palabra que viene del inglés, “bully” que significa matón o agresor. Lo cual se trataría de conductas que tienen que ver con amenazas, insultos, provocaciones, sobre una víctima.

El primer autor que definió este fenómeno fue Dan Olweus: “un alumno es agredido o se convierte en víctima cuando está expuesto, de forma repetida y durante un tiempo, a acciones negativas que lleva a cabo otro alumno o varios de ellos”, del libro “Conductas de acoso y amenaza entre escolares”

El profesor y psicólogo José Mª Avilés, especialista en este tema, ha realizado estudios por el departamento de  Psicología Preventiva de la Universidad Complutense en colaboración con el Instituto de la Juventud (INJUVE), ha detectado que el acoso sucede diariamente y se da fundamentalmente entre alumnos de edades entre 6 y 17 años.  Aunque  la edad de mayor riesgo en la aparición de la violencia se sitúa entre los 11 y los 15 años, porque es  cuando más cambios se producen.

Nos enfrentamos ante un acoso escolar cuando un niño es agredido por uno o varios individuos y de manera repetitiva, siempre la situación es en desventaja para la defensa de la víctima a lo que crea inseguridades y miedos.

Tipos de Bullying

Existen varios tipos de acoso, por ejemplo, tenemos el Físico donde en este caso se golpea con pies, manos y hasta con objetos; el  otro tipo es el Verbal, aquí lo más típico son los insultos de todo tipo, como burlas, meterse con algún defecto físico o no, hasta crear complejos. También tenemos el Psicológico, donde se ataca el autoestima, un poco como en

el anterior  caso y asimismo, también provocan miedo a la víctima. A nivel Social lo que intenta el agresor, es aislarlo de todo y todos, en una palabra: bloquearlo.

La víctima

Las víctimas sufren ansiedad, tienen cambios de humor, puede haber presencia de lesiones físicas,  baja autoestima, bajo rendimiento escolar, buscan excusas para no ir al colegio, no expresan lo que les pasa, por miedo. No concilian bien el sueño, y en casos elevados se pueden detectar depresión y hasta  pensamientos suicidas.

El agresor

El acosador carece de empatía y es totalmente incapaz de ponerse en el lugar de la víctima; y no todos los agresores pueden tener algún trastorno psicológico, generalmente como mencioné con anterioridad, pero también puede haber algún tipo de distorsión cognitiva¿Qué quiere decir esto?  Que hay  error en el procesamiento de información como así también puede desempeñar un papel predominante en la psicopatología al producir la perturbación emocional. Por ejemplo no se hacen responsables de las acciones acosadoras, todo lo contrario, delegan la agresión a la víctima diciendo que le había molestado o provocado con antelación.

Generalmente estos niños o adolescentes, tienen conductas prepotentes, suelen hablar despectivamente del otro, no tienen consideración hacia los demás, suelen burlarse y no suelen tener normas marcadas o si las tienen, no las cumplen.

El Caso

Un adolescente de 14 años, relata que sufre acoso escolar en el Instituto (ESO). Teniendo todas las características que presenta una víctima. Para este estudio se ha trabajado con: Escrituras,  Test de la persona bajo la lluvia, Dibujo libre, El test de colores  y  El árbol.

A través de los test, observamos su estado emocional actual, el autoconcepto, imagen de sí mismo, sus aspectos profundos e instintivos. El proceso de evaluación tuvo una duración de casi 120 minutos. No hubo dificultad para comenzar el dibujo, ni para concluir o entregar el mismo, lo mismo ocurrió con el texto. La velocidad fue un poco lenta, pensaba y lo hacía con muy buena predisposición, en todo momento estuvo tranquilo.

Los dibujos realizados no serán expuestos por cuestión de Protección de Datos, sólo se pondrán escrituras a partir del inicio del bullying, para que se pueda observar la modificación de la escritura, y aún así, son partes de los textos.

Test de la persona bajo la lluvia: Le he pedido que dibuje una persona bajo la lluvia y sólo dibujó la cabeza en la zona superior del margen derecho, utilizó el color rosa teniendo variedades de colores.

Test Dibujo libre: Dibujo centrado, realiza una rosa con espinas, se caen las hojas, una lámpara a la derecha de la misma que ilumina y una ventana, también aquí utilizó el color rosa.

Test del árbol: en este test tenía que dibujar 4 árboles, el primero nos indica su comportamiento en un medio que no es habitual, aquí dibuja un árbol muy grande que ocupa el alto de la hoja, y luego un paisaje, con montañas, pájaros, sol, un río, ardillas y pinos; el segundo, nos habla de su comportamiento natural como en su medio habitual, dibuja un árbol más bien pequeño en la zona casi inferior de la hoja, el tercer es un árbol imaginario, aquí dudaba en cómo hacerlo, al final su árbol imaginario fue un pájaro mirando hacia la derecha con lágrimas en los ojos ubicado en la zona izquierda de la hoja y el último árbol se realiza con los ojos cerrados, lo hizo sin ninguna dificultad en la zona inferior de la hoja, también un poco pequeño, sólo son ramas y nieve.

En cuanto comienzo con las preguntas y digo ¿qué árbol es éste? Y me responde al 3 lo llamó el árbol de los pájaros y al 4 el árbol olvidado, cuando lo pregunto la edad de los mismos, el 1 y 4 tienen 100 años pero el 3 que nos habla las insatisfacciones o problemas me responde que tiene 12 años como así también me respondió que ese mismo árbol está muerto y le pregunté: ¿qué parte está muerta? Responde: está muerta la esperanza y le vuelvo a preguntar: ¿qué es lo que te produce esa impresión? Me dijo: llora y está triste ¿y qué necesita ese árbol? Y me respondió: compañeros. Curiosamente, este niño comenzó a sufrir acoso a los 12 años.

Con el árbol nº4 también me dijo que estaba muerto, olvidado, que siempre le ocurre todo lo malo, que está alejado de otros árboles se siente solo y nadie se acerca, le pregunté que necesitaba ese árbol y responde: alegría, que le ocurran cosas buenas, necesita más compañía, más árboles. Este mismo nos habla sobre las huellas que dejaron los conflictos importantes vividas.

Aquí claramente se puede observar como está afectando el acoso.

Grafología – Modificación de la Escritura.

                          .

A pesar de estar ante una escritura en plena evolución, se puede observar como baja el autoestima, su “Yo” disminuye, y las irregularidades que hay en el orden.

LA ESCRITURA

 Escritura realizada con 12 años de edad – Antes de sufrir el acoso

Como se puede observar en la letra “t” (muestra como logramos avanzar sobre los obstáculos y alcanzar las metas), las barras tienen el trazo hacia la derecha del eje, son las que predominan en su totalidad del texto. Nos habla de un niño que tiene confianza en el futuro por lo que se ve capaz de afrontar los obstáculos he ir a por sus objetivos.

La dirección (representa el estado anímico circunstancial) se mantiene horizontal sobre la línea marcada del folio, por lo que nos indica que hay armonía y equilibrio en los objetivos y fuerzas para alcanzarlos; y su cuerpo central es de tamaño medio (el tamaño simboliza la autoestima de quien escribe), aquí podemos observar que este niño tiene capacidad para realizar y organizar, como así también equilibrio emocional.

En cuanto a la estructura, es ordenada.

Estos aspectos fueron los que me han llamado la atención a la hora de analizar las siguientes escrituras, son los que han sufrido la modificación.

Escritura realizada con 13 años de edad, el acoso ha comenzado

Aquí ya podemos observar el cambio, llevaba unos 9 meses de acoso, no siendo tan elevado el grado. Las barras de las “t” se ubican a la izquierda del eje, por lo que está manifestado “miedo”, el tamaño se redujo, es pequeño, por lo que nos avisa que hay un retraimiento y temor. La dirección es sinuosa, ya no queda pegada al renglón, si no que no puede mantener la estabilidad, aquí el niño expresa incertidumbre y agitación que lo lleva al cansancio. En este período comienza a tener bajo rendimiento en el colegio.

Escritura realizada con 14 años de edad, sufriendo acoso escolar

Aquí podemos observar que no hay estabilidad emocional, la letra es de tamaño irregular  y las barras de las “t” siguen en la zona izquierda del eje, son las que predominan, por lo tanto, el miedo persiste.

Los márgenes en esta escritura son irregulares, por lo que manifiesta falta de firmeza para enfrentarse a situaciones o personas, como así también su carácter variable.

Las características variables se han encontrado en el orden, dirección y tamaño, teniendo en cuenta que la persona examinada es zurda y que el material de estudio de la grafía fue realizada con textos del colegio.

 

Resultados de la Evaluación (No se menciona por completo el resultado por cuestiones de privacidad)

En resumen, podemos decir que él se siente grande en un sitio donde nadie lo conoce mientras tenga el control es donde se siente tranquilo y alegre, es una persona muy sentimental y vulnerable en cuanto ataques, es allí donde se hace pequeño y entran los

miedos a  ser atado, porque tiene una personalidad vulnerable, al menos así es como se siente hoy en día.-

Está buscando la estabilidad, tiene metas y sueños que necesita que se concreten de inmediato. Se observa que esta inestabilidad comenzó a los 12 años, donde comienza de a poco a sentirse triste, sin esperanzas, a sentirse cada vez más solo, sin nadie alrededor, a tal punto que su bajo rendimiento en el Instituto ha bajado de notas. El necesita volver a sentirse como cuando era un niño, alegre, protegido y nada mejor que ser como papá.

En cuanto al dibujo libre manifiesta el alejamiento como mecanismo de defensa. Asimismo, lo que busca es agradar, la suavidad y ternura es con lo único que quiere contactar. En cuanto a lo Positivo: es una persona adaptable y resulta fácil de establecer un buen contacto con él. Y en lo Negativo: es vulnerable ante situaciones no agradables para él.

Y nuevamente aquí se refleja el deseo de volver a su pasado feliz, como un niño bajo la protección de su madre.

En el estado actual del Yo, autoconcepto e imagen de sí mismo, siente necesidad de búsqueda interior hay un sentimiento de fracaso y anulación de sí mismo, consume una gran energía de sus conflictos y esto lo lleva al agotamiento mental y un poco de ansiedad.- Él intenta y busca agradar, impresionar y retener la atención de los otros, aunque ahora las relaciones son distantes y eso le produce desgano, indecisión y tristeza; le preocupa las críticas y opiniones de otros, se observa  impotencia por la situación.

Lo positivo de todo esto, es que a pesar de que deba enfrentarse a un medio que le produce angustia, él se defiende con el pensamiento, tiene fuerza de voluntad y es una persona que está bien adaptada y su comportamiento social es normal.

Ahora mismo intenta evitar enfrentamientos que le resulten agotadores, asimismo, quiere conservar su propia independencia interior, de esta manera cree que puede protegerse de

humillaciones y rechazos. Es consciente de lo que le pasa y quiere librarse de ese estado, está un poco intranquilo ante el futuro y mantiene ante éste una actitud atenta y tensa.

 

ESTE ARTICULO SERA AMPLIADO EN BREVE, VEREMOS NUEVAMENTE LA ESCRITURA, SI EXISTE MODIFICACION EN LAS TRES CARACTERISTICAS MENCIONADAS ANTERIORMENTE Y SE REALIZARAN NUEVOS TEST.

 EL COLEGIO HA TOMADO LAS MEDIDAS EN EL CASO

 

 

Bibliografía

Children´s Drawings as Measures of Intellectual Maturity. A Revision and Extension of the Goodenough Draw-a-Man Test.- Harcout, Brace & World, Inc., Nueva York, 1963.

-Psychological Evaluation of Children´s Human FigureDrawings.-Grune&Stratton,New York.

-Psicodianóstico por la escritura – Grafoanálisis transaccional.- Francisco Viñals, Mª Luz Puente.

-Come Interpretare gli Scarabocchi: La Lingua Segreta dei Bambini.- Crotti, Magni.

-Comment Interpréter Les Dessins D´Enfants.- Celestial Connection, Inc. Nicole Bédard

-Introduction a la Psychologie de L´Enfant.-Georges Thone, Editeur, Liège (Bélgica) 1960.

-Grafología Infantil Pedagógica.-Educa.- Pedro José Foglia

-Die Lüscher Farben. Prof. Dr. Max Lüscher

-El Test del árbol – René Stora

-Abuso y maltrato infantil. Indicadores en “Persona bajo la lluvia”Carolina Beigbeder de Agosta, Rosa Colombo, Zulema Barilari.

-Acoso Escolar-Isabel Menéndez Benavente-Psicóloga

-José Sanmartín, “Violencia y acoso escolar”, pág. 13.-Cf. el trabajo de Iñaki Piñuel y Araceli Oñate (2007).- José Sanmartín, art. cit., pág. 14.-Piñuel, I. y Oñate, A. (2007). Mobbing escolar: Violencia y acoso psicológico contra los niños. Madrid:CEAC.-Sanmartín, J. (2007). “Violencia y acoso escolar”. Mente y Cerebro, 26:12-19.-

Piñuel, I. y Oñate, A. (2006) “Test AVE, Acoso y Violencia Escolar, Madrid 2006, TEA Ediciones, ISBN: 84-7174-858-4.-

“Conductas de acoso y amenaza entre escolares” Dan OlweusEdiciones Morata, 1998

Piñuel, I. y Oñate, A. (2007) Acoso y Violencia Escolar en España: Informe Cisneros X, Madrid, 2007, IIEDDI, ISBN: 978-84-611-4842-4.

(*) Claudia Roxana Díaz Vittar - http://www.claudiadiazvittar.com

Copyright © Claudia Roxana Díaz Vittar – Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción sin autorización expresa

Fuente:

http://articulosdiazvittar.wordpress.com/