Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)

Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)
ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL (Pincha en la imagen)

Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 17 de diciembre de 2011

Los calcetines solitarios. Una historia sobre bullying

 

Portada del libro publicado por Sexto Piso.

Portada del libro publicado por Sexto Piso. Foto: Especial

 

Calcetines que viven de la patada del bullying

Luigi Amara tenía en mente una historia aparentemente sencilla: qué pasa con los calcetines sin par, por qué desaparecen de los cajones, dónde van a parar, pero la ficción empezó a ser semejante con la realidad, en especial con un fenómeno social que se ha hecho evidente en los últimos años, como el bullying.

“Quería contar una historia donde se revelara el misterio de qué pasa con los calcetines sin par y el concepto de la historia se encaminó hacia la posibilidad de que fuera porque eran calcetines excluidos, humillados, ninguneados por los demás, que se veían orillados a apartarse. De algún modo se entroncó con esa cuestión del bullying”, cuenta el autor del texto del libro Los calcetines solitarios. Una historia sobre el bullying (Sexto Piso, 2011), que cuenta con ilustraciones de Trino.

Se trata de la historia de Petete, un calcetín indefenso que sufre todo tipo de abusos por parte de los demás calcetines de la casa donde vive, comandados por el “temible” Calceta Negra: lo pican con alfileres, le meten cucarachas mientras duerme y se burlan de él sin piedad, por lo que, desesperado, decide alejarse para escapar a su suerte.

“Es algo que ha estado ahí, siempre: la carrilla, joder el otro, echarle montón, agarrar a alguien de puerquito, hasta se consideraba normal en mi infancia y quizá la visibilidad que se le da ahora tiene que ver con que se incrementó, pero también con que ahora nos preguntamos por qué considerábamos normal eso, si es una agresión.”

En ello coincide Trino, para quien se trata de un concepto novedoso, que apenas si puede compararse con lo vivido en su infancia: “no fui víctima, pero sí me daba cuenta que existía eso, sobre todo los más chaparritos, a los que metían a los botes de basura o te hacían el calzón chino, o el tubo, que son cosas espantosas”, a decir del ilustrador.

Las ilustraciones para el volumen fueron un verdadero desafío para Trino, porque tenía que lograr que los personajes fueran creíbles, al no tratarse de una historia en la que los protagonistas fueran niños y niñas como tal, al grado que hasta se dio a la tarea de escanear sus propios calcetines para darle textura a las imágenes del libro.

México • Jesús Alejo

Fuente:

http://impreso.milenio.com/node/9080237