Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)

Acoso escolar e institucional (Pincha en la imagen)
ACOSO ESCOLAR E INSTITUCIONAL (Pincha en la imagen)

Traductores

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

lunes, 17 de noviembre de 2014

El cuento de una gallina que busca prevenir el acoso escolar

 

Antonio Sánchez Escudero con los cuentos, en euskera y castellano, de la gallina Culiendres y el que ha escrito sobre el tabaco.Antonio Sánchez Escudero con los cuentos,en euskera y castellano, de la gallina Culiendres. / AYGÜES

Antonio Sánchez Escudero ha narrado su experiencia de niño en un relato que le gustaría distribuir por los centros escolares

CRISTINA TURRAU

El jubilado Antonio Sánchez Escudero (Madrid, 1937) está decidido a distribuir su cuento 'La Culiendres' por los centros escolares donostiarras -y también guipuzcoanos- como prevención contra el acoso escolar. Ha editado además el relato 'Koldo y Mikel. La vacuna contra el tabaco', para evitar que los chavales empiecen a que padece desde hace 15 años, Sanchez Escudero dice con orgullo que llevafumar en su adolescencia. «Me gustaría presentarlos en los colegios y planteo distribuir los textos a precio de coste, a 2 euros». Luchador frente a la enfermedad de Parkinson los últimos 5 años con la misma dosis de medicación. «Hay que luchar», sostiene.

Su experiencia

Parkinson. Su libro 'Mi lucha contra el Parkinson' pretende ser «un canto a la alegría de vivir».

Sus frases. 'La persona que no cometa un error nunca hará nada interesante' o también: 'Hay personas tan pobres que solo tienen dinero' .

Contacto. En el e-mail asanes67@hotmail.com

Su experiencia como acosado

Antonio Sánchez Escudero ideó su proyecto de prevención del acoso escolar mirando su propia experiencia. «Con 12 años yo sufrí acoso en el colegio de La Paloma de Madrid. Los chavales empezaron a meterse conmigo, porque era pequeño de estatura y tenía la mandíbula saliente, según decían. Empezaron a llamarme 'mono'. Empezaban a pegarme y a acosarme. Nadie salía en mi defensa. El peor momento era el de volver al colegio. No conté nada en casa. La situación se cortó al caer enfermo de tuberculosis. Con la enfermedad toqué fondo. Oía a mis hermanas decir: 'el niño se muere' y decidí que no me iba a morir. Así empezó mi lucha. Cuando salí de la enfermedad dejé el colegio. Con 14 años entré de botones en una empresa de importación y exportación que me sirvió para aprender idiomas. Eran otros tiempos».

El cuento de la Culiendres

Antonio Sánchez Escudero relata que tuvo la suerte de conocer y querer a una gallina muy especial en el gallinero que tenía la familia. «La Culiendres era una gallina muy pequeña, que tenía muchos defectos. Lo relato en el cuento. Es la historia de una gallina, pequeña, fea, con 3 plumas por cola, alitas caídas y la crestita pálida como un chicle pegado. El pico parecían 2 palillos cruzados y hay que añadir que ni sabía cacarear ni ponía huevos. Lo peor era que sufría el acoso de absolutamente todas las gallinas del gallinero. Las gallinas le picaban y dormía en un rincón. Era mi gallina favorita».

La Culiendres puso un huevo

El cuento de Antonio Sánchez Escudero recoge los recuerdos de niño de cómo se salvó su gallina favorita. «Aumenta la desgracia de la gallina cuando oigo a mi padre decir 'La Culiendres no pone huevos, habrá que hacer un caldo con ella'. Deseé con todas mis fuerzas que la gallina pusiera un huevo. Le animé desde mi mente de niño tanto para que lo lograra, que un domingo por la mañana, en el rincón del gallinero que ella ocupaba apareció un huevo diminuto. Era el primero y el último que puso, pero la gallina se salvó. Es una historia real, que yo viví en primera persona. Es un cuento con dibujos acuarelados con el que pretendo que, al leerlo, los niños y las niñas se hagan amigos de los acosados, de las personas que tienen algún defecto».

Sí a los defectos

En una sociedad que busca excesivamente la perfección, Antonio Sánchez Escudero se declara defensor de los defectos. «Con mi cuento quiero enseñar a los niños que tener un defecto puede ser un don. En las presentaciones que he tenido, relato a los niños que en el antiguo Egipto unas orejas o una cabeza grande, así como tener una nariz torcida estaba considerado como una distinción. Era una forma de 'estar tocado por los dioses y de ser respetado. En las islas Fiyi mantienen la misma tradición. Cuando estuve allí y por mi mandíbula saliente me decían que estaba tocado por los dioses. Hay que dar la vuelta al tema de los defectos, porque la perfección no existe».

Los acosadores son cobardes

Por propia experiencia, Sánchez Escudero considera que la persona acosada termina siendo valiente y que el acosador es, por principio, cobarde. «Cuando los acosadores se ven obligados a enfrentar un problema, se hunden. El acosado termina desarrollando la resilencia, pero antes pasa por un calvario. Entiendo las decisiones drásticas porque un acosado prefiere estar en la cárcel que volver al lugar del acoso. El sufrimiento llega a ser tan grande que te lleva a tomar decisiones imprevistas. Con el libro pretendo prevenir estas situaciones».

En la escuela

El autor ha tenido la oportunidad de presentar su libro ante niños de entre 8 y 12 años. «Explico el cuento a los chavales y luego ellos lo leen. Quedan alucinados y estoy convencido de que con la prevención terminaríamos con el acoso al 100%. Al niño hay que darle experiencias y hacerle sentir emociones. Si solo le damos conocimientos, los niños dejan de ser inteligentes, porque se les está limitando su creatividad»…

Fuente:

http://www.diariovasco.com/san-sebastian/

1 comentario:

Antonio Sanchez Escudero dijo...

Buenos dias
Soy Antonio Sánchez autor del cuento-real "La gallina... y le quiero agradecer su divulgacion. "La Culiendres es el bello cuento con ilustracones en color que yo mismo he hecho pues nadiecom yo sabia plasmarlo que yo habia vivido. El cuento lo vendo a precio coste 2.00 euros y el porte por MRW incluido (minimo 50) Mi idea es que cada niño o niña tenga este cuento) El nombre de "La Culiendres" se lo puso mi querido padre Antonio sánchez Granjo nacido en Madrigalejo y tengo un primo Hipólto Sánchez Granjo que trabaja, si no se ha jbilado, como Consejero en la Diputación de Cáceres. Un afectuoso abrazo para usted y todas y todos los extremeños BENDITA TIERRA, BENDITAS GENTES !! Por favor envien respuesta email a: asanes67@hotmail.com